La RFEF no puede obtener el adelanto electoral con los nuevos cinco miembros natos en la Asamblea General

El CSD finalmente no ha incluido la propuesta para aprobarlo en su Comisión Directiva de mañana martes

Este cambio en los Estatutos federativos necesita estar aprobado por la Asamblea federativa antes del visto bueno del CSD

Luis Rubiales en un acto de la RFEF
Luis Rubiales en un acto de la RFEF | Juanjo Martín

El pasado viernes, con motivo de la reunión de todas las Federaciones Deportivas con la nueva Secretaria de Estado para el Deporte, Luis Rubiales abogó públicamente porque le acepten el adelanto electoral en la Federación Española de Fútbol solicitado el pasado 16 de diciembre y por el que acaba de presentar recientemente nuevas alegaciones.

El presidente del fútbol recordó que hasta ahora se ha concedido en las 14 ocasiones que ha sido solicitado por distintas federaciones. Es más, anunció que hay tres federaciones que ya tienen el visto bueno del CSD pese a que su petición es posterior a la realizada por la federación de fútbol.

Falta de conocer el dictamen de la Abogacía del Estado solicitado por el CSD sobre la necesidad de requerir un nuevo informe del TAD sobre este adelanto electoral. Dictamen que podría conocerse este mismo lunes dado que ya han transcurrido los diez días desde su solicitud.

Pero, al margen de este dictamen, ahora mismo de adelantarse esas elecciones nunca podrían ser con los cinco miembros natos de los 19 solicitados por la RFEF (Athletic, Barcelona, Real Madrid, entrenador y jugador/2 de fútbol playa) para la Asamblea General aceptados por la anterior Secretaria de Estado para el Deporte.

Primero porque esta propuesta no está incluida en el orden del día de la Comisión Directiva del CSD que se celebra mañana y que estaba inicialmente prevista para el pasado martes y donde la cuestión más importante es la composición del nuevo TAD. No hay nada relativo al fútbol.

Ausencia que se debe, según fuentes consultadas por el diario SPORT, a dos cuestiones claves precisamente en este proceso electoral del fútbol español.

El primero y más importante es que estos cinco miembros natos no han sido sometidos a la Asamblea General de la RFEF en donde debería haberse aprobado la reforma de Estatutos obligatoria donde se recojan. La Asamblea de la RFEF aprobó el 10 de junio pasado los 19 miembros iniciales que pretendían incluirse de los cuales el CSD anterior acepto cinco pese a un informe negativo del TAD. En la última Asamblea del pasado 16 de diciembre Luis Rubiales anunció que iban a ser cinco pero nunca se votó una reforma estatutaria donde ya estuviera incluido este cambio.

En tanto no esté aprobado por la Asamblea,  no puede elevarse a la Comisión Directiva. Tesis que precisamente defiende el informe del TAD contrario al adelanto electoral, tal y como adelanto en su momento IUSPORT, y donde dice literalmente: "El incremento de cinco miembros natos no puede considerarse vigente hasta que la propuesta concreta sea sometida a todos los trámites de reforma estatutaria en el seno de la Federación y tal propuesta sea aprobada por la Comisión Directiva". 

Esto explica porque el CSD, aún dependiente del dictamen del Consejo de Estado, no lo incluye en su Comisión Directiva de mañana martes. La RFEF debe primero aprobarlo en Asamblea. Y esto implica tener que convocarla y volver a presentar los Estatutos al CSD lo que nos llevaría mínimo a finales de marzo. Y en ese escenario es imposible el adelanto electoral porque no hay tiempo material antes de la Eurocopa. Luego si la RFEF quiere tener opciones de adelantar las elecciones debe ser bajo la actual composición de la Asamblea de 140 miembros.

Pero incluso en este escenario, sin los cinco miembros natos, hay otro factor que puede impedir este adelanto electoral y que explica además el porque de este nuevo dictamen solicitado por el CSD. Se trata del Reglamento electoral que la RFEF ha remitido al Consejo Superior de Deportes para regular las elecciones de este 2020. Se trata del mismo que estuvo vigente en el año 2017, cuando tuvieron lugar las elecciones donde salió elegido Angel María Villar. Algo que también expone el informe del TAD contrario al adelanto electoral dejando claro que no es posible: "Tal intención de desarrollar el proceso electoral de 2020 con sujeción al Reglamento aprobado con ocasión de las elecciones que tuvieron lugar en el 2017, no es posible". 

Pero no sólo debe modificarse este Reglamento electoral, además el proyecto del nuevo deber ser aprobado por la Comisión Delegada de la RFEF, algo que tampoco se ha producido en este caso, como acredita el mismo informe del TAD. Más incluso en el caso de incluir los nuevos cinco miembros natos cuando en ese Reglamento debería ir incluido este cambio. Y según ha podido confirmar SPORT, la Comisión Delegada de la RFEF no se reúne desde el pasado mes de diciembre, días antes de la última Asamblea General del 10 del mismo mes.

Luego, además de no poder incluir estos miembros natos si desea el adelanto electoral, esta falta de actualización podría provocar una demora en dar el visto bueno al proceso electoral de la RFEF. Y como hemos venido contando en este periódico, todo lo que no sea tener luz verde al adelanto antes de finales del mes de marzo, haría imposible su celebración antes de la Eurocopa prevista para el 12 de junio. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil