España gana con suspense a Macedonia

Un tanto de Ristovski destempló a la Roja en la recta final

Brillaron los bajitos en la España de los mediocampistas

Costa marcó con España
Costa marcó con España | EFE

La España de los mediocampistas, la de los bajitos, se lo pasó en grande ante Macedonia hasta que Ristovski puso el miedo en el cuerpo al equipo en la segunda parte. Lopetegui juntó a Iniesta, Thiago, Isco y Silva, y la Roja se gustó.La mejor noticia estuvo en el juego. Porque España ejecutó un plan muy definido y reconocible a la perfección durante gran parte del encuentro.  

Macedonia

1-2

España

Macedonia

Dimitrievski; Tosevski (Aleksandar, 74'), Sikov, Mojsov (Trickovski, 84'), Ristevski; Ristovski, Stjepanovic (Elmas, 46'), Spirovski, Alioski; Nestorovski (Trajkoski, 74'), Pande

España

De Gea, Carvajal, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Isco, Iniesta (Saul, 89'), Thiago (Koke, 73'), Silva (Pedro, 68') y Diego Costa

Goles

0-1 M. 14 Silva. 0-2 M. 26 Diego Costa 1-2 M. 65 Ristovski

Árbitro

Pawel Gil (Polonia). TA: Pandev (25'), Diego Costa (64'), Silva (66'), Jordi Alba (69'), Elmas (77'), Sikov (86')

Incidencias

Partido de la sexta jornada de la fase de clasificación para el Mundial 2018 disputado en el Arena Felipe II de Macedonia

España jugó con las líneas muy juntas y con una precisión en el toque formidable los primeros 45 minutos. Nada raro con futbolistas que se conocen -Thiago e Isco fueron siempre protagonistas en su etapa en la sub'21- y entienden el juego de la misma manera. La Roja parece que, poco a poco, consolida el relevo generacional con futbolistas que aseguran la permanencia del modelo.

Jugadores como Iniesta y Busquets, además, son el contrapunto de experiencia necesario para facilitar las cosas a los más jóvenes. Ante Macedonia buscaron el juego interior a base de pases, pero también hubo desequilibrio en las bandas con laterales tan profundos como Alba y Carvajal. 

De esas combinaciones nació el primer tanto. Lo marcó Silva tras darse la vuelta en una baldosa y rematar desde dentro del área. El delantero del City se ha convertido en uno de los imprescindibles de Lopetegui y su aportación está siendo valiosísima. Silva casa perfectamente con la idea de España: es un jugador delicado con el balón, protagonista en la posesión, pero también es capaz de superar rivales a base de puro talento.

Silva marcó el primer tanto | EFE

El primer gol destempló a Macedonia, que bajó de revoluciones tras un arranque de partido muy temperamental. Lo aprovechó España para hacer más sangre. Sobre todo un Isco en estado de gracia. El mediapunta recortó a su par en la banda derecha y dio un centro medido a Costa, que remató a placer

Isco fue un fastidio para Macedonia, incapaz de descifrar los lujos del malagueño. Croquetas, recortes, y una actividad constante que mareó a los locales. España jugó a pedir de boca y Macedonia apenas inquietó la portería de De Gea, bien con el balón en los pies y seguro en los balones aéreos.

calma antes del temporal

La segunda parte bajó el ritmo de juego en los primeros minutos porque así lo quiso España con un monólogo más reposado. Con el 0-2 en el marcador, se defendió con el balón y calmó al encuentro. Busquets tuvo un papel fundamental en esta fase del partido con un juego a uno o dos toques, con visión periférica, como si jugara con dos retrovisores. 

Silvia y Piqué, con un remate franco de cabeza, a punto estuvieron de marcar el tercero. Se lamentó el central blaugrana, de nuevo impecable con la selección en su partido 89 con La Roja

Con el encuentro en una fase perezosa, irrumpió Ristovski contra pronóstico para recortar distancias. Lo logró con una jugada que no controló bien Alba y que aprovechó el jugador macedonio con un disparo fortísimo a la escuadra. 

Al gol de Macedonia le acompañó una fase de desconcierto. Fueron los peores minutos de una España, que perdió el control del partido, aunque pronto pasó el temporal. Lopetegui dio entrada a futbolistas como Koke y Pedro y España cogió aire.

Piqué a punto estuvo de nuevo de marcar. También Costa con un fuerte disparo. Pero Macedonia lo siguió intentando a base de arrebatos y España estuvo en el alambre en la recta final del partido. Sobre todo en una última jugada en la que el balón terminó saliendo por línea de fondo. Solo fue un susto y España logró tres puntos que la mantienen en el primera a falta de cuatro jornadas. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil