Sport.es Menú

La Roja gana y perdona en su primer paso hacia la Eurocopa 2020

El equipo español fue muy superior en cuanto a juego, pero perdonó en exceso

Alba asistió en el primer gol y Ramos decidió con un penalti marcado a lo panenka

La selección ganó a Noruega con goles de Rodrigo y Ramos | sport

La revolución de Luis Enrique tuvo un arranque victorioso, aunque un tanto angustioso. El equipo funcionó, tuvo fútbol y generó ocasiones. Pero falló el gol y el equipo tuvo que dar el do de pecho para sumar el primer triunfo ante Noruega en la fase de clasificación para la Eurocopa del 2020.

ESP

2-1

NOR

España

De Gea, Navas, Ramos, Iñigo Martínez, Jordi Alba, Busquets, Parejo (Rodri, 76'), Ceballos (Canales, 73'), Rodrigo, Morata (Mata, 88') y Asensio

Noruega

Jarstein, Elabdellaoui, Nordtveit, Ajer, Aleesami, Henriksen, Selnaes, Odegaard (M. Elyounoussi, 56'), Johansen (Kamara, 76'), T. Elyounoussi (Johnsen, 54') y King

Goles

1-0, Rodrigo (15'); 1-1, King, de penalti (65'); 2-1, Ramos, de penalti (71')

Árbitro

Andris Treimanis (Letonia). TA: TA: Ceballos (52'), Iñigo Martínez (64') / Ajer (34'), Elyounoussi (50'), Johansen (52') , Johsnen (74')

Incidencias

Mestalla, 39.752 espectadores

La selección salió aplicando los conceptos trabajados durante la semana: intensidad, presión alta y rápida circulación del balón. A Noruega no le quedó otra que encerrarse en su campo y aguantar el arranque fulgurante español.

Morata tuvo la primera gran ocasión con un cabezazo que detuvo Jarstein a centro de Asensio, pero los nórdicos ya no pudieron hacer nada ante una poderosa penetración de Jordi Alba, quien asistió a Rodrigo para que el valencianista marcara a placer.

Buen juego, pero gran susto

España estaba pasando por encima de Noruega con un fútbol veloz e imprevisible por el constante cambio de posiciones. Desde Morata a Rodrigo a Ceballos con Parejo, el dinamismo era constante. Busquets, por detrás de ellos, imponía su jerarquía en la construcción.

Rodrigo tuvo el segundo con un remate al primer toque que Jarstein sacó in extremis, pero el tanto no llegaba y Noruega empezó a sacudirse el dominio gracias, sobre todo, al joven madridista Odegaard. El futbolista cedido en el Vitesse puso en jaque a Jordi Alba y por su banda llegaba el peligro rival. Los escandianavos dispusieron de una oportunidad clamorosa cuando Henriksen ganó la línea de fondo y Elyounoussi, a un metro de la línea y a puerta vacía, hizo un remate horroroso que se convirtió en un despeje. España se salvó de milagro.

A la caza del segundo gol

La Roja no podía despistarse y Morata amenazó con dos cabezazos que no llegaron a la red por los pelos.  España volvía a entonarse y una sublime combinación colectiva no fue culminada por Rodrigo en el área pequeña. En una noche de taconazos en Mestalla, se sumó Iñigo Martínez con otro intento rozando el poste.

La selección quería irse con otro gol al descanso y Jordi Alba lo anotó, aunque fue anulado por un claro fuera de juego.  Un trallazo de Asensio y una buena acción de Ceballos evitada sobre la línea pusieron fin a un primer tiempo trepidante.

Penalti de Iñigo Martínez

España salió con la misma intensidad desde la caseta, aunque negada igualmente en el acierto. Morata no pudo superar en el mano a mano al portero nórdico y Ramos falló un remate tras un balón parado con toda la portería a favor. La rúbrica estaba tardando más de la cuenta y Noruega se mantenía viva.

Y el tópico del fútbol se cumplió. España perdonó y Noruega logró el emapte. Iñigo Martínez agarró a Johnsen en un córner y King transformó la pena máxima. El gol se hacía ahora sí imprescindible y Morata volvió a fallar de forma incomprensible un cabezazo muy claro.

Morata se saca la espina

El delantero del Atlético de Madrid estaba negada de cara a portería, pero como mínimo se sacó la espina en una jugada de pundonor. Morata peleó una mala cesión, llegó antes que el portero y forzó el penalti. Sergio Ramos lo anotó de panenka.

Luis Enrique decidió bajar las pulsaciones dando entrada a dos jugadores para aportar control como son Canales, que debutó, y el rojiblanco Rodrigo. Noruega, por su parte, avanzó líneas jugándose el todo por el todo.  España aún dispuso de alguna contra, sobre todo una de Asensio que falló por adornarse, y sufrió en el descuento con los balonazos nórdicos para amarrar el triunfo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil