España recupera sensaciones en su último amistoso antes del Mundial

España recupera sensaciones en su último amistoso antes del Mundial

España golea a Islandia
España golea a Islandia | EFE

Plácida victoria de la selección en Riazor (5-0) con un doblete de Morata y otro de Sarabia; Pino se estrenó como goleador

España monopolizó la posesión ante Islandia: Pedri, el más aclamado por la grada, solo jugó los últimos diez minutos

Plácida victoria de España ante Islandia, en un partido que sirvió al combinado nacional para recuperar sensaciones, recuperar su cuota goleadora, recobrar confianza y ampliar la nómina de jugadores del 'proyecto Luis Enrique', con sendos dobletes de Morata y Sarabia.

FICHA TÉCNICA

ESP

5 ________________ 0

ISL

ALINEACIONES

España:

Unai Simón, Azpilicueta (Pedri, 80'), Guillamón, Laporte, Jordi Alba (c) (Marcos Alonso, 57') Koke, Marcos Llorente, Carlos Soler (Gavi, 68'), Yéremi Pino, Olmo (Sarabia, 57') y Morata (Ferran Torres, 57').

Islandia:

Runarsson, Sampsted, Ingi Bjarnason, Grétarsson, Magnusson, Thórdarson (Sigurdsson, 57'), Birkir Bjarnason (c), Thrándarson (Gunnlarsson, 57') Thornsteisson (Gudmunsson, 67'), Helgasson y Bödvarsson (Gudjohnsen, 67').

Goles:

1-0, min 36: Morata recorta al portero y remata al palo corto. 2-0, min. 38: Morata, de penalti. 3-0, min. 47: Yéremy Pino remata un centro de Alba. 4-0, min: 59: Sarabia, de cabeza. 5-0, min. 72: Sarabia, a placer, a pase de Marcos Alonso.

Árbitro:

Horatio Fesnic (Rumania). Sin tarjetas.

Incidencias

Partido amistoso, disputado en el estadio de Riazor (La Coruña) ante 28.117 espectadores.

Ayudada por un rival menor, la selección disfrutó de un partido tan cómodo como completo: no hubo sufrimiento en defensa, el balón fue monopolio de España y cayeron los goles: dos marcó Morata, necesitado de alimentar sus cifras, y otros dos Sarabia, excelente como revulsivo. Yéremy Pino se sumó a la fiesta con su primer gol en la selección.

En el último amistoso antes del Mundial (en junio y septiembre, la selección jugará seis partidos de Nations League), Luis Enrique probó a Koke como sustituto de Busquets y a Yéremi Pino y Olmo como extremos, para repetir como Morata en el eje del ataque. Laporte y Guillamón fueron los centrales titulares, con Soler y Llorente en los interiores. Pedri, el más reclamado por los seguidores, fue suplente.

España arrancó enchufada, con tres aproximaciones interesantes -sendos disparos de media distancia de Soler y Koke y un intento de remate, demasiado forzado, de Morata- pero el partido se empezó a apelmazar demasiado pronto.

Alba, primer capitán, fue uno de los encargados de reactivar al equipo con sus internadas por la banda zurda. En una de ellas combinó con Carlos Soler, que estuvo a punto de firmar el primer gol del partido en el minuto 21, con una volea con el exterior del pie derecho, muy estética pero ligeramente desviada al palo izquierdo de Runarsson.

Irrumpe Morata

Desatascó el choque Morata: premio a su esfuerzo en el área, siempre bien tapado por los rivales hasta que supo leer a la perfección el movimiento de sus compañeros, con Guillamón filtrando un pase al área y Soler dejándola pasar. Ahí estaba el '7' de España, que recortó con brillantez y remató a gol con tranquilidad.

Tan solo dos minutos después, una internada de Dani Olmo (un jugador fundamental para Luis Enrique, con un compromiso indestructible con el equipo) acabó en penalti. Lo tiró Morata, que no dudó en la ejecución. De paso, igualó a Butragueño con 25 goles en la selección.

El 2-0 a falta de cinco minutos para el descanso despejó el camino de España, que respiró aliviada. El segundo acto arrancó bien, con Alba profundizando por su banda para recoger un pase de Soler. El centro de Soler lo remató de cabeza Yéremy Pino, un gigante entre los pesados centrales islandeses. El canario remató de escorzo para firmar el tercero. Por delante, una plácida segunda parte.

Cómoda segunda parte

España jugó con comodidad frente a una Islandia menor, que nada tiene que ver con la que impactó en la Eurocopa de 2016. Luis Enrique retocó la banda izquierda al completo para dar entrada a Marcos Alonso en el lateral y Sarabia en el extremo. Solo necesitó un par de minutos el madrileño para firmar el cuarto, precisamente a pase de Alonso, llegando desde segunda línea y rematando de cabeza al primer palo.

Idénticos protagonistas firmaron el quinto de España, que jugó toda la segunda parte con una sonrisa. Marcos Alonso, un puñal por la izquierda, asistió a Sarabia, que marcó a placer casi sobre la línea de gol.

Hubo tiempo para que entrase a jugar el futbolista de moda en la selección, un Pedri aclamado sin cansancio en La Coruña. El canario -el jugador del momento en la Roja- suplió a Azpilicueta, ocupó el puesto de interior y desplazó a Marcos Llorente al lateral.

Otro 5-0 en La Coruña

Pedri solo jugó los últimos diez minutos, tramo en el que el partido ya se empezaba a disolver. No hubo más historia que la superioridad de España reflejada en Riazor y una curiosidad estadística: en la última visita a Riazor, España también había ganado 5-0, ante Bélgica. Meses después se proclamó campeona del mundo en Sudáfrica.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil