España pierde la final del Europeo sub-17 en los penaltis

España pierde la final del Europeo sub-17 en los penaltis

Marina Artero, rematando un balón
Marina Artero, rematando un balón | @SeFutbolFem
EFE

Un espectacular tanto de Mara Alber llevó la final entre España y Alemania al punto fatídico

La portera germana Eve Boettcher fue la gran protagonista de la tanda de penaltis

La selección española femenina sub 17 no pudo redondear su sobresaliente actuación en el Europeo de Bosnia y Herzegovina, y tuvo que conformarse con la segunda posición tras caer este domingo por 3-2 ante Alemania en la tanda de penaltis de una final en la que las de Kenio Gonzalo parecían destinadas al triunfo, tras alcanzar con ventaja (1-2) los dos últimos minutos de juego.

FICHA TÉCNICA
Mundial Sub-17

ALE

2 ________________ 2

ESP

ALINEACIONES

Alemania

Boettcher; Gloning, Bohler, Veit, Lily (Krüger, 83'); Janzen (Bartz, 44'), Platner, Sehitler; Stoldt, Steiner (Bender, 62'), Alber.

España

Fuente; Ortega, Artero, Villafañe, Pujols; Partido (Corrales, 60'), Nina, Marina (Íñigo, 46'), Enrique, Vicky; Jone (Camacho, 46').

Goles

1-0 M.15 Stoldt. 1-1 M.28 Artero. 1-2 M.63 Camacho. 2-2 M.87 Alber.

Árbitro

Michèle Schmölzer. TA: Alber (47').

Estadio

Stadion Grbavica (Bosnia-Herzegovina).

Pero un espectacular tanto (2-2) final de Mara Alber condenó a las jugadoras españolas a una ronda de penaltis, en la que al igual que ocurrió en las finales de los años 2014, 2016 y 2017 la suerte volvió a sonreír al conjunto alemán.

Un doloroso desenlace que no puede empañar el gran papel del equipo español, que demostró una madurez impropio de su juventud en un choque que no pudo empezar peor para el equipo español.

Ni el intento del seleccionador Kenio Gonzalo de reforzar la medular con la presencia de Olaya Rodríguez en detrimento de la extremo Lucía Corrales pudo impedir que el conjunto español concediese en el primer cuarto de hora de juego más ocasiones que en todo el torneo.

Y es que Alemania castigó cada mínimo error de las jugadoras españolas en la circulación de balón con peligrosas contras que pusieron a España contra las cuerdas nada más iniciarse la contienda.

Si a los nueve minutos sólo el larguero pudo impedir que Alara Sehitler adelantase a las germanas en el marcador, y a los once Mara Alber estrelló en el lateral de la red un balón que parecía destinado al gol, nada pudo impedir que Svea Stoldt firmase a los quince minutos el 1-0.

Toda una prueba de madurez para el conjunto español que por primera vez en el torneo se encontraba por detrás en el marcador, tras saldar con claras victorias todos sus partidos hasta la final.

Un problema al que sumar la imposibilidad de la selección española de generar peligro por las bandas, el principal argumento ofensivo de las de Kenio Gonzalo en este Europeo.

Pero ni así se descompuso el equipo español que encontró, curiosamente, un resquicio en el muro defensivo alemán en las jugadas a balón parado, pese a la notable superioridad física de las germanas.

Circunstancia que no pareció intimidar a Marina Artero, que demostró que no sólo es una excelente central, sino también una magnífica cabeceadora, al igualar el encuentro (1-1) a los 28 minutos, tras rematar a las redes una falta lateral botada por Vicky López.

El tanto pareció asentar definitivamente al equipo español que no volvió a incurrir en los errores de circulación que habían alimentado la ofensiva de una Alemania que, sin la posibilidad de correr, pareció menos temible.

Todo lo contrario que España que fue creciendo cada vez más y más en el partido de la mano de una Vicky López, que volvió a dejar muestras del inmenso talento que atesora.

Pero al igual que le ocurrió en la semifinales a la jugadora del Madrid CFF, que a sus 15 años ya sabe lo que es debutar en la Primera Iberdrola, no estuvo acertada en la finalización, lo que le impidió batir a los 49 minutos a la guardameta germana Eve Boettcher.

Acierto que no le faltó a la delantera Carla Camacho que no desaprovechó la primera oportunidad de la que dispuso para firmar a los 63 minutos el 1-2.

La jugadora del Real Madrid, que sustituyó tras el descanso a Jone Amezaga, se adelantó a las defensas y a la portera alemana en un balón largo servido por Marina Artero para anotar el segundo tanto español.

Una selección española que a diferencia de lo ocurrido en el arranque del partido fue quien castigó los errores de una Alemania, que obligada a igualar el duelo, comenzó a caer en la precipitación.

Pero Lucía Corrales no pudo aprovechar a los 70 minutos una inmejorable ocasión para sentenciar definitivamente el choque, un fallo que a la postre acabó costando muy caro a las jugadoras españolas, que vieron como Alemania forzaba la tanda de penaltis con un espectacular tanto (2-2) de Mara Alber a falta de dos minutos para la conclusión.

Una ronda de penaltis en la que Nina Pou, Raquel Íñigo y Vicky López se estrellaron con la portera germana Eve Boettcher, que con sus intervenciones condujo a Alemania a su octavo título continental, cuatro más que España que deberá esperar para lograr un quinto entorchado que tenía en sus manos a dos minutos del final.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil