España se estrella contra el muro egipcio y empieza los Juegos con dudas

La Selección no pudo pasar del empate contra la rival más débil de su grupo sobre el papel

La 'Rojita' fue mejor que su contrincante, pero no consiguió trasladar su superioridad al marcador

Dani Olmo y Eric Garcia, durante el partido contra Egipto
Dani Olmo y Eric Garcia, durante el partido contra Egipto | AFP

A la selección española de fútbol le bastaron 90 minutos para comprobar que la ruta hacia la segunda medalla de oro olímpica de su historia será muy tediosa. Que, aunque tenga la mejor plantilla del torneo con mucha diferencia, los Juegos no serán un camino de rosas. De ningún modo. Contra Egipto, la rival más débil de su grupo, la ‘Rojita’ fue incapaz de trasladar su superioridad al marcador, no pudo pasar del empate y constató que, más allá de la calidad y de la fidelidad a la idea de juego, tendrá que ser muy competitiva si quiere estar en la gran final del próximo 7 de agosto y revivir, 29 años más tarde, el dulce sueño de Barcelona ’92.

FICHA TÉCNICA

Juegos Olímpicos

EGY

0-0

ESP

Egipto

El Shenawy; El Eraki (Fouad, 89'), Galal, Hegazy, Hamdy, Fatouh; Tawfik, Ashour (Hamdi, 62'); Taher Mohamed (Adel, 62'), Yasser Rayan (Mohsen, 62'), Sobhi (Ramadan, 93').

España

Unai Simón; Mingueza (Vallejo, 20'), Eric Garcia, Pau Torres, Miranda; Pedri, Merino (Carlos Soler, 68'), Ceballos (Moncayola, 45'); Asensio (Bryan Gil, 68'), Oyarzabal (Rafa Mir, 68'), Dani Olmo.

Árbitro

Adham Mahadmeh (Jordania). Amonestó a los egipcios Fatouh (5'), Taher Mohamed (44'), Hegazy (77') y Galal (89').

Incidencias

Partido correspondiente a la primera jornada de la fase de grupos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, disputado en el estadio Sapporo Dome a puerta cerrada.

Tras no pasar de la primera fase en Londres 2012 y ausentarse en Río 2016, España salió con mucha intensidad para empezar su periplo en Tokio con buenas sensaciones. Luis de la Fuente apostó por un once inicial repleto de futbolistas de primer nivel, con 128 internacionalidades con la absoluta entre todos; por una alineación integrada por seis jugadores que participaron en la Eurocopa (los azulgranas Pedri y Eric Garcia y Unai Simón, Pau Torres, Dani Olmo y Oyarzabal) y otros efectivos contrastados como Ceballos o Asensio. También salió de inició Óscar Mingueza, pero tuvo una participación corta y accidentada: recibió una dura entrada en el tobillo a los cinco minutos y poco después del cuarto de hora se tuvo que retirar por culpa de una lesión muscular en la pierna izquierda. Vallejo entró en su lugar.

La primera mitad de la Selección no fue mala. Se adueñó del esférico y lo movió con buena intención y relativa velocidad. Intentó desordenar a Egipto –sin ningún gran nombre tras la negativa del Liverpool de 'ceder' a Salah, pero con las ideas muy claras y un conjunto muy físico, compacto y solidario en los esfuerzos–, pero echó de menos la profundidad. Por momentos rememoró las dudas ofensivas de Luis Enrique y los suyos. Hasta el minuto 27, la ‘Rojita’ solo puso a prueba al arquero El Shenawy en dos únicas y tímidas ocasiones, con dos disparos de Asensio. La oportunidad más clara de la primera mitad la tuvo Ceballos, que estuvo muy activo sobre el verde y estrelló un balón a la madera. El de Utrera tampoco pudo acabar la primera parte. Taher le dañó el tobillo involuntariamente y fue sustituido por Moncayola justo antes del descanso.

Espesura y frustración

España no consiguió deshacerse de la espesura con el paso de los minutos. El muro egipcio ni se inmutó ante sus intentos infructuosos, estériles. Los futbolistas de Shawky Gharib no negociaron la concentración ni la intensidad. Tampoco la dureza en algunos momentos. Jugaron con los nervios de los De la Fuente y la estrategia les funcionó a la perfección. Rafa Mir, Carlos Soler y Bryan Gil entraron para intentar revolucionar el encuentro, pero su equipo continuó teniendo exactamente los mismos problemas a la hora de intentar desequilibrar. La versión colectiva no fue pobre, pero individualmente hubo demasiados jugadores que rindieron por debajo de las expectativas. Recuperar la mejor versión de algunos futbolistas será 'vital' para reafirmar sobre el césped la 'etiqueta' de favorita de la Selección.

Rafa Mir pudo disfrazarse de héroe y marcar el gol de triunfo, pero su disparo de falta no encontró portería primero y su remate de cabeza tras una gran jugada de Miranda y Bryan Gil fue atajado por El Shenawy después. Carlos Soler y Vallejo también probaron fortuna a la desesperada, pero no estuvieron acertados. En los cuatro minutos de añadido, la desesperación se apoderó de una ‘Rojita’ que no empezó con buen pie los Juegos Olímpicos de Tokio y que no podrá fallar frente a Australia (domingo 25 de julio a las 12.30 horas) en la segunda jornada si no quiere llegar con excesivas urgencias al duelo ante Argentina (miércoles 28 de julio a las 13.00 horas).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil