España ya canceló un partido oficial ante Albania

Un Albania-España se suspendió por motivos políticos
Un Albania-España se suspendió por motivos políticos | Efe

Efe

Veinticuatro años después de que España no jugara un encuentro oficial en Albania por la difícil situación sociopolítica en el país balcánico, se volvió a cancelar un partido de la selección nacional, en este caso un amistoso en Bruselas ante Bélgica tras los atentados sucedidos el viernes en París.

No obstante, en aquella oportunidad el equipo nacional y la sub-21 no llegaron viajar, al recibir la comunicación de la UEFA de la suspensión poco antes de la partida.

La selección absoluta debía jugar en Tirana un encuentro de la fase de clasificación de la Eurocopa Suecia'92, pero debido al clima de profunda crisis en el país y a que se entendía que no se podía garantizar la seguridad de cuerpo técnico, equipos y aficionados, finalmente se optó por la cancelación.

El resultado no tenía trascendencia alguna porque tanto albaneses como españoles no tenían posibilidad alguna de clasificarse para la Eurocopa. De hecho, el de Suecia'92 fue el último gran torneo al que faltó la Roja.

En el momento de la comunicación de la UEFA, toda la expedición, con la absoluta de Vicente Miera y la sub'21 de Chus Pereda, se aprestaba a acudir a Barajas para tomar el vuelo.

"Tras recibir documentación e información relativa a la actual situación en Albania, la UEFA ha decidido que los partidos del Campeonato de Europa absoluto y sub-21 entre Albania y España, previstos para el 17 y el 18 de diciembre de 1991, no se celebren", rezaba el fax del organismo europeo que firmaba Markus Studer, jefe del departamento jurídico.

Los problemas de comunicaciones con las autoridades futbolísticas albanesas, que no respondían a los requerimientos desde España y la UEFA, obligó a la Federación Española a preparar todo el viaje, incluida toda la comida prevista para esos días, pero finalmente esa confirmación de la UEFA evitó un desagradable viaje que nadie deseaba hacer.

Albania recibió con disgusto esta noticia y expresó su malestar. Incluso trató de que se jugara el partido en otra fecha. Pero tampoco lo consiguió y en marzo de 1992 se decidió que no se disputara finalmente con una compensación económica para la federación balcánica.

En este caso, pese al estado de alerta por los atentados de la noche del viernes en París sí que se trasladó la selección española a Bruselas, donde finalmente no ha podido jugar el último amistoso del año al no poder garantizarse la seguridad.

En principio todo discurría con relativa normalidad y grandes medidas de seguridad, pero anoche finalmente la RFEF recibió la comunicación de la Federación Belga de que no se podía llevar adelante este atractivo e interesante amistoso entre la número uno de la clasificación mundial de la FIFA y la actual campeona de Europa, que servía como preparación para el próximo torneo continental Francia 2016.

Por lo tanto, con la mayor celeridad posible para cumplir todos los trámites necesarios, la expedición de la selección de Vicente del Bosque regresa sin jugar el partido.

En la primera Eurocopa de la historia España cayó eliminada al prohibir Franco el viaje de la selección a Moscú para disputar el partido de cuartos de final de la eliminatoria, que se le dio por perdida a la Roja, que se resarció a la edición siguiente en 1964 al vencer en la final del Santiago Bernabéu al propio conjunto soviético por 2-1 con el gol de Marcelino

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil