La Cartuja se seca, otro problema para España

El césped estaba impecable hasta hace dos semanas cuando una ola de calor en Sevilla lo quemó

Los operarios empezaron a trabajar de madrugada para mejorarlo, aunque parece difícil por las altas temperaturas

Jordi Gil - Sevilla (Enviado Especial)

La selección española se encontró con un problema inesperado en su debut ante Suecia en La Cartuja. El césped del estadio sevillano pasó de ser una alfombra apenas dos semanas atrás a convertirse en un terreno irregular, seco y con muchas dificultades para que el balón rodara con normalidad.

La sorpresa fue mayúscula ya que la Federación tenía muy buenas referencias del campo. Desde que España pisó el campo el 31 de marzo frente a Kosovo, no se había vuelto a utilizar y la Junta de Andalucía se había responsabilizado de su buen estado. La UEFA también lo había supervisado para dar el OK definitivo al cambio de sede de Bilbao por Sevilla.

En realidad, el césped estaba inmejorable hace solo un par de semanas, según fuentes consultadas por SPORT. El problema llegó con la ola de calor que la semana pasada sufrió la capital hispalense. El césped se quemó sin tiempo para recuperarlo, entre otras cosa, porque el calor no cese.

Trabajo de madrugada

Así estaría cualquier campo de Sevilla a mediados de junio, La Cartuja, el Villamarín o el Pizjuán…”, se comentaba en las entrañas del estadio sevillano tras el partido. Los operarios se pusieron a trabajar de madrugada y no pararán hasta el sábado cuando España vuelve a jugar frente a Polonia en el mismo escenario.

Luis Enrique dijo tras el encuentro que “no es excusa, pero el campo debería estar mejor”. De momento, España no se entrenará en La Cartuja en la previa del partido ante Polonia, sino que lo hará en Las Rozas. La UEFA solo obliga a entrenar en el escenario del encuentro en la jornada del debut. Los polacos sí que trabarán en la instalación, por lo que no podrá resguardarse al cien por cien.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil