La batalla de Zagreb

Es el primer gran desafío de Luis Enrique como seleccionador español

España solo dependerá de sí misma para pasar a la final de la UEFA Nations League si gana

 El seleccionador español valoró a Croacia, su próximo rival | Atlas

Luis Enrique afronta esta noche en el Maskimir de Zagreb su primer gran reto como seleccionador. El asturiano tiene por delante la oportunidad de mantener alta la ilusión de su arranque con una victoria... o dejar una sensación de bajón en caso de salir sin el triunfo, que es el único resultado válido para que la Roja dependa solo de ella misma para acceder a la Final Four de la UEFA Nations League.

El nuevo torneo ideado por la UEFA ha logrado su objetivo, como mínimo en el grupo de España, que es generar una gran emoción en la pugna entre las grandes selecciones europeas. Luis Enrique había logrado que el equipo tuviera encarrilado su pase con el espectacular debut en Wembley (1-2) y la impactante goleada a Croacia (6-0). Sin embargo, el pinchazo y la imagen ofrecida en el primer tiempo ante Inglaterra, cuando el equipo se marchó con 0-3 al descanso, generaron unas dudas que hoy puede volver a eliminar.

Lucho será fiel a su estilo y saldrá a por  todas en Croacia. Sin especular lo más mínimo y con una vocación ofensiva. El técnico ha insistido en esta concentración en sus dos conceptos básicos: la presión alta en campo contrario y ser agresivos con el balón en los pies. España intentará ser directa y contundente, como se mostró en sus dos primeros partidos bajo el mano del exentrenador del Barça.

El partido de ida se resolvió con un contundente 6-0 para España | EFE

El partido se perfila a tumba abierta ya que los croatas también están al límite, si bien dependen de ellos mismos. Ganando los dos partidos que le restan, el de hoy y el del domingo  en Wembley, serían primeros de grupo. La subcampeona del mundo, con Modric y Rakitic comandando las operaciones, saldrá a tumba abierta, aunque  tiene las importantes  limitaciones que ya se vieron en Elche por las retiradas de dos de sus pilares: el portero Subasic y el delantero Mandzukic.

Croacia pasó apuros para empatar en su único partido en casa de la competición frente a Inglaterra,  si bien fue un partido atípico ya que se jugó a puerta cerrada por la sanción que arrastraba el combinado balcánico después de que apareciera una esvástica pintada en el Split en un partido clasificatorio de la Eurocopa 2016 ante Italia. El Maksimir de Zagreb será en esta ocasión una caldera y ello puede repercutir en el ánimo de los jugadores locales.

La selección preparó el partido en Las Rozas y solo pisará el césped para la disputa del encuentro. El equipo espera marcharse con el triunfo y evitar el viaje posterior a Las Palmas, donde el domingo juega un amistoso ante Bosnia, con la incertidumbre del desenlace del Inglaterra-Croacia del domingo  en Wembley para saber si accede a la Final  Four. El duelo en Londres se disputa el domingo a las 15.00 h, mientras que el amistoso en Las Palmas es a las 20.45 h, por lo que la emoción se trasladaría al hotel de concentración española. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil