Tomeu Nadal: "Ojalá no hubiéramos vivido el 'Caso Zozulya'"

El portero del Albacete habló sobre la vuelta del fútbol en España y sobre cómo el equipo vivió la suspensión en Vallecas

"Ha sido una vuelta un poco fría, es una sensación extraña", confesaba el capitán del conjunto manchego

Tomeu Nadal, capitaneando a su equipo esta temporada
Tomeu Nadal, capitaneando a su equipo esta temporada | sport

El Rayo-Albacete pasará a la historia por haber sido el partido de fútbol en España más largo de la historia, y el primero tras el confinamiento. El partido comenzó el 15 de diciembre de 2019 y terminó este 10 de junio de 2020, cuando se jugó la segunda parte, en el primer partido oficial del país después de casi tres meses sin ver rodar el balón.

Su capitán, Tomeu Nadal, reató la vuelta de las competiciones, y habló de su compañero, Roman Zozulya, a quien se dirigían los cánticos que provocaron la suspensión del partido hace unos meses.

¿Cómo ha sido la vuelta al fútbol?

Es un protocolo un poco estricto, marcado por la Liga, y hay que cumplirlo. En el hotel estamos en habitaciones individuales, manteniendo siempre la distancia de seguridad impuesta por el Gobierno tanto en las comidas como en las charlas. Después, el traslado al estadio es con dos buses, en los que pueden ir un máximo de 25. En el estadio, cuando entras te toman la temperatura y cuando te metes en el vestuario hay que respetar la distancia y siempre con mascarillas y guantes.

Y con un campo vacío…

La verdad es que la vuelta fue un poco fría. El campo vacío, es una sensación extraña. Acostumbrado siempre al público… Pero es la sensación que nos ha tocado vivir, tendremos que adaptarnos como todo el mundo a esta situación y ojalá para la próxima de temporada vuelva todo a la normalidad. Porque no es solo en el fútbol, todos los trabajos están adaptándose a esta nueva normalidad, a esta situación. Nosotros también lo tenemos que hacer. Es un poco frío porque se escucha todo, no tienes el ambiente de la afición que nos gusta a los futbolistas, aunque estés en campo contrario, que también te gusta que haya ambiente de fútbol y del equipo local. Es una pena, pero toca adaptarnos.

El miércoles también fue extraño porque fueron solo 45 minutos y fue todo muy corto, pero ahora ya empieza todo el mundo con igualdad y las mismas condiciones y a nivel de club y de equipo, ojalá consigamos la permanencia que es el objetivo principal en el día de hoy.

¿El factor campo, crees que os influye de alguna manera? Fuisteis a Vallecas sin afición, y allí la afición siempre aprieta.

Es muy diferente. En Vallecas era un campo vacío donde sabemos que la afición local aprieta mucho y ayuda a su equipo. Es un estadio donde da gusto jugar porque es un ambiente de fútbol. En este caso, a ellos, entre comillas les ‘perjudicó’ un poco porque al no tener a su afición te dejas ir un poco más, e igual nos pasará lo mismo a nosotros en casa. Ahora el factor campo tiene poco que ver, no tiene mucha importancia ahora el jugar en casa o no. Las medidas son las mismas y al no estar la afición, no tienen ese plus que te empuja cuando vas perdiendo o ganando.

¿Vosotros os veíais preparados física y anímicamente para volver a jugar?

Hubiera sido mejor aguantar una semana o dos para empezar, porque llevábamos casi tres meses sin competir, y cuando haces una pretemporada en verano siempre juegas amistosos para la dinámica de partido que necesitas para competir y ahora no lo hemos tenido. Eso sí que influye. A nosotros el partido nos sirvió un poco para meternos en la competición, pero creo que hubiera estado mejor poder hacer algún partido amistoso, aunque fuera con los mismos equipos de la Liga. A final no es lo mismo entrenar que competir.

Tebas, en unas declaraciones para evitar que algunos jugadores se saltasen las medidas, ha entredicho que podría concentrar a los equipos. ¿Te parecería una buena opción?

Creo que sería demasiado estricto. Todo el mundo tiene familia y muchos tienen hijos y lo que quieren es estar con la familia cuando no toca jugar. Los futbolistas, quitando algún caso que pueda haber, estamos viendo en los test que lo estamos haciendo bien. Y eso demuestra que somos conscientes de la importancia de volver a jugar y de la importancia de alejarse un poco de la otra gente porque al final estás poniendo en juego la salud de la familia y la propia. Y los jugadores no queremos eso, queremos seguridad para nosotros y para nuestras familias. Todo el mundo es mayor y sabe lo que puede hacer y lo que no. Concentrarnos un mes después de estar dos meses en casa creo que sería un poco violento. Creo que somos responsables y sabemos que nos estamos jugando nuestro pan y la salud de nuestra familia, por lo que creo que sería una medida demasiado estricta.

¿Cómo se vive como jugador el hecho de hacer historia en jugar el partido más largo de España?

Ojalá no hubiéramos entrado en los libros de la historia del fútbol por este partido. Todo lo que no sea hablar a nivel deportivo del fútbol no ayuda al deporte. Vivimos una situación muy desagradable en su momento. Su afición, para mí, es una afición que cuando está centrada en el fútbol es una delas mejores de España, pero hay que intentar separar el tema político con el deportivo. Cuando entramos en un campo de futbol hay que intentar animar a tu equipo, obviamente animar al equipo contrario, porque forma parte del fútbol y es lógico que suceda, pero no entrar en temas políticos. En este caso, ellos cuando se dedican a hacer esto aprieta mucho y es difícil ganar en Vallecas por este aspecto, y eso incomoda. Si lo tienes a favor es un jugador número 12.

Y vivir esa situación, ¿ha afectado al vestuario?

No creo que afectara al vestuario en general. Vivimos una situación incómoda que ojalá no hubiéramos vivido pero el partido no se suspendió porque el Albacete se negara a jugar por los cánticos, sino que como bien dice el acta del árbitro, porque el jefe de seguridad del estadio no pudo asegurar la seguridad física de los integrantes de los equipos. Y fue una decisión de seguridad del estadio con la policía y nosotros no tuvimos nada que ver. Nosotros queríamos jugar, pero si nos aseguran en ese momento que no podían dar seguridad a todos los jugadores, obviamente no era lo mejor para el deporte. A Zozulya le afecta el tema. Él tuvo gestos que no debería de haber hecho ni provocar a la gente, pero hay que entender que somos personas y a veces hay situaciones que nos sobrepasan y el instinto nos hace actuar de una manera que en otro caso no haríamos. En ese caso, entró en una provocación que no debería, pero el tema este se tiene que olvidar. A nadie nos gustó vivir esa situación. Ojalá no vuelva a pasar más, que será positivo para el deporte y para el fútbol.

Al final fueron 45 minutos, supuso una derrota, y sabiendo que se afrontaba el partido con un hombre menos. A nivel anímico, ¿cómo es afrontar un partido así?

Nosotros lo afrontábamos sabiendo que con un hombre menos no sería fácil tener el balón y crear ocasiones, pero nos esperábamos un partido en el que nos apretaran más de lo que hicieron. Se encontraron con un gol desde un tiro que no puedes controlar porque es una acción técnica de un jugador nada fácil de defender. Nosotros tuvimos nuestras opciones, pero con uno menos se nota. Ellos con uno más nos ganaban la posesión, y cuando se encontraron con el gol intentaron matar el partido. Teníamos confianza plena en sacar algún punto de allí pero ahora ya es pasado y el domingo necesitamos ganar para salir un poco de abajo. Esta competición no te deja pensar en lo que has hecho. Con otro resultado iríamos con el mismo discurso, que necesitamos ganar sí o sí. Aunque fueran 45 minutos llegamos con un desgaste más grande, pero confío en estos jugadores. Es una plantilla amplia y eso nos puede beneficiar para afrontar estos partidos.

¿Tenéis un plan especial para salvar la salvación?

No, nada especial. El cuerpo técnico afronta los entrenamientos para que la gente llegue lo mejor preparados posibles. Tenemos poco tiempo para preparar los partidos. Nuestro objetivo es la salvación y el cuerpo técnico nos da sus pautas para tratar de conseguir puntos. Está muy igualado, pero hay que adaptarnos a la competición y a esta nueva normalidad del fútbol sin gente en el estadio, pero hay que estar concentrados, aunque no haya gante, porque los partidos se ganan por detalles. Cualquier fallo de concentración te puede costar un partido y el que mejor se adapte a todo esto tiene mucho ganado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil