Sport.es Menú

El Reus hace las Américas

Los nuevos propietarios aportarán el capital necesario para solventar el hándicap financiero y reconducir la mala dinámica de los últimos meses

Joan Oliver vendió las acciones (99,7%) justo después del partido del FC Barcelona del domingo por la noche frente al Leganés

Oliver deja de ser propietario
Oliver deja de ser propietario | sport

El largo serial del Reus parece que ha llegado a su fin. El conjunto de la capital del Baix Camp continuará dando guerra, siempre que LaLiga lo permita, en el fútbol profesional. El comunicado que ha lanzado este lunes por la mañana el club, ha significado una gran alegría para toda la parroquia rojinegra.

Xavi Turu

El barco que navegaba sin ninguna dirección, parece que ha llegado a buen puerto y lleno de buenas noticias. Los nuevos propietarios, Russell Platt y Clifton Onolfo, aterrizan en Reus con la intención de hacer crecer un poco más al equipo que dirige Xavi Bartolo. El míster ilerdense siempre se ha mostrado optimista y ha persistido en que el final sería del agrado de todos. Tenía toda la razón del mundo, US Real Estate Investment Bankers llegan al Reus para quedarse.

La idea de los inversores no es únicamente solucionar los temas financieros para que el club pueda continuar compitiendo en Segunda División, además, tienen en mente remodelar el Estadi, aumentar el límite salarial y como último punto, reforzar con garantías al primer equipo para poder competir en la segunda vuelta del campeonato.

La deuda del conjunto catalán es de unos cinco millones, el mercado invernal se cierra el 31 de enero y el club tiene el tiempo justo para poder tapar todos los agujeros que ha dejado Joan Oliver. La ambición de los nuevos propietarios también pasa por hacer un centro comercial al lado de un Municipal de Reus, que pasaría a tener una capacidad para 18.000 espectadores con la intención de llamarlo Gaudí.

El amargo adiós de Oliver

Con la noticia oficial de la venta del club, Joan Oliver y todos su conglomerado de amistades deja las riendas del Reus y se aleja por completo del nuevo proyecto. Oliver, sin acciones ya en “Can Reus”, deja al mando a Rusell Platt y Clifton Onolfo, que tendrán que establecer nuevas conversaciones con LaLiga para que esta no complique todavía más la vida a la entidad catalana.

El organismo presidido por Javier Tebas tendrá que ver con buenos ojos la continuidad de los reusenses en el fútbol profesional, ya que el equipo catalán pagará la deuda de cinco millones para abrir y dar un giro de 360 grados a la amarga situación del Reus.

Los nuevos dueños tienen un gran conocimiento del mundo de los negocios con cierta destreza en la construccion de hoteles, viviendas y centros comerciales. Además, trabajarán para resolver cuanto antes todas las disputas entre el Reus y LaLiga, los jugadores y todos aquellos integrantes de la entidad que llevaban meses sin cobrar.

Su intención de hacer grande al Reus también pasa por darle importancia al filial y a sus futbolistas. A los propietarios, les gusta el “Tiki-Taka” y el estilo creativo, técnico e imaginativo del fútbol español, tal y como se destacó en el comunicado del club ofrecido en inglés.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil