El Mirandés salva la categoría y condena al Amorebieta

Resumen, goles y highlights del Mirandés 1 - 0 Amorebieta de la jornada 42 de LaLiga Hypermotion

Un gol de Gabri en la segunda parte dio la victoria a los Jabatos en Anduva en el duelo directo por evitar el descenso

El Cartagena, cerca de la venta... ¿y en conflicto de intereses con el Leganés?

Resumen, goles y highlights del Mirandés 1 - 0 Amorebieta de la jornada 42 de LaLiga Hypermotion

SPORT.es

SPORT.es

El Mirandés confirmó la permanencia en la categoría en la última jornada y en un duelo ante el otro aspirante al descenso, el Amorebieta. En un duelo a todo o nada, un solitario gol de Gabri valió a los locales un curso más en la categoría de plata.

Con Andorra, Villarreal B y Alcorcón ya descendidos, en la última jornada de la Liga Hypermotion solo quedaba una plaza por definir, curiosamente con los dos afectados enfrentándose entre sí. Partía con ventaja el conjunto local, al que le valía con ganar o empatar y que además jugaba en casa, con un Anduva entregado a la causa. Al Amorebieta solo le valía la victoria y durante muchos minutos el partido se mantuvo abierto, con opciones para cualquiera de los dos.

Gabri, que se marchó ovacionado, fue el autor de un gol que hizo historia en el club y castigó al Amorebieta al descenso, un conjunto que, no obstante, no llegó a crear peligro y que antes de empezar el choque ya tuvo un contratiempo en forma de lesión, ya que Etxeita no pudo despedir su carrera como profesional en el terreno de juego con molestias y en su lugar entró definitivamente Jorge Mier.

A los tres minutos, Gabri dio su primer aviso en la portería de Magunagoitia, tras recibir un pase en profundidad de Martón e irse de Bustinza para sacarse un zurdazo potente y sin ángulo que obligó a Magunagoitia a meter la mano alta para despejar a córner.

Salieron con más hambre los jabatos, buscando el gol, y el Amorebieta, muy defensivo, buscó su ocasión en la contra pero se encontró un Mirandés atrevido en defensa y sólido que no dejó lugar a la sorpresa.

Se volvió un poco bronco el encuentro, con dos equipos que empezaban a ver como los minutos pasaban y el marcador no se movía, pero los de Jandro intentaron dar la vuelta al encuentro y empezaron a presionar más, dejando mejores sensaciones al descanso.

Tras la reanudación, volvió el Mirandés a crear peligro, por la banda de Gabri y desde el córner, pero se encontró en todas esas ocasiones con mucha superioridad defensiva por parte del Amorebieta, especialmente de un Gayá que evitó en dos ocasiones el tanto local.

Morci estuvo a punto de adelantar a los suyos, tras un balón que controló con el pecho y de primeras disparó a portería, obligando a Ramón Juan a una estirada para salvar a los suyos y unos segundos después, esta vez en el otro lado, Carlos Martín cedió el balón a Chaira que vio como Gabri se lo pedía por delante pero la defensa del Amorebieta adivinó el recorrido, sin embargo, Gabri llegó a rematar pero el balón se fue fuera.

Jandro dio descanso a Jorge Mier que tuvo un desgaste enorme frenando a Gabri para dar salida a Jauregui, mientras que Lisci se vio obligado a sacar a Verdasca por la lesión de Tachi.

Cuando el encuentro estuvo más igualado aparecieron los hombres de ataque del Mirandés. Carlos Martín peleó un balón al choque con Sibo para llevarse en velocidad la pelota y buscar la pared central con Gabri que no dudó y adelantó a los jabatos.

El gol no noqueó al Amorebieta que intentó seguir con vida en Segunda División con el tiempo y el resultado en contra.

Sin embargo, la siguiente ocasión más clara fue la de Chaira que rozó el 2-0, lo que hizo que Jandro buscase soluciones mientras que Lisci metió más gente en la medular, sacando a Dani Luna y dando descanso a Gabri, autor del gol de la tranquilidad.

Pese a los cambios y el resultado el partido dejó unos minutos muy abiertos, donde el Mirandés sufrió para crear juego mientras que el Amorebieta siguió metiendo pólvora con la entrada de Yriate y Rayco.

Se añadieron 6 minutos de prolongación, en los que los jabatos controlaron el tiempo con una grada que estalló de alegría cuando el colegiado pitó el final, contrarrestando las caras de tristeza en el grupo de aficionados del Amorebieta que visitaron Anduva.