Sport.es Menú

Dépor y Málaga, de jugarse el ascenso a estar en descenso

Con solo ocho puntos cada uno tras once jornadas, los boquerones son penúltimos y los herculanos últimos

El próximo fin de semana uno de los dos sumará seguro, pues se enfrentan entre ambos en Riazor

El Málaga arrastra dos victorias, un empate y una derrota en sus últimas disputas
El Málaga arrastra dos victorias, un empate y una derrota en sus últimas disputas | EFE

Noventa minutos son suficientes para cambiar el destino de una entidad. Ese lapso de tiempo era el que separaba al Deportivo de la Coruña de la Primera División en Mallorca el pasado 23 de junio. Para su desgracia, ni con el 2-0 de renta que logró en la ida impidió que el conjunto bermellón volteara la eliminatoria y obtuviera el honor de regresar a la élite del fútbol español. Y en menos de cuatro meses, en A Coruña han pasado de saborear el dulce paraíso a tragar con el amargo infierno. El cuadro herculano es ahora colista en la categoría de plata con solo ocho puntos en once jornadas. No ocupaba esta plaza desde septiembre de 1983.

SPORT.es

Y es que han pasado muchas cosas en este tiempo para entender el nefasto inicio del Dépor. Tras el ascenso frustrado, no se renovó a Martí, la directiva contrató a un maestro en Segunda como Anquela pero sin experiencia en un ‘grande’ y los problemas para fichar en verano dejaron débil a una plantilla que empezó la liga ganando pero desde entonces no sabe qué es sumar de a tres. Luis César Sampedro sustituyó al preparador linarense aunque su debut ante Las Palmas (3-0) fue una pesadilla.   

El Málaga, con agravante

Un camino parecido está siguiendo el Málaga. El conjunto boquerón cayó precisamente ante el Deportivo en las semifinales del play-off de ascenso del pasado curso y ahora se encuentra inmerso en una grave crisis económica y de resultados. La mala gestión del jeque Abdullah Al-Thani ha dejado con escasos recursos a un club que no pudo inscribir a varios jugadores este verano y ha puesto en jaque la planificación deportiva del conjunto que dirige Víctor Sánchez del Amo. Hasta el punto de que el técnico solo contó con diez futbolistas profesionales para el último partido de liga.

Por ahora, Víctor mantiene su cargo a pesar de que el Málaga marcha penúltimo empatado a puntos con el Dépor. La buena noticia para ambas entidades es que solo el Cádiz se ha despegado de los demás y, sin ir más lejos, del Almería (segundo) al Albacete (décimo), solo hay un partido de distancia. Aún es pronto para temer a la Segunda B, pero solo plantearse el no aspirar a subir y sufrir para mantener la categoría debería invitar a la reflexión a dos clubes históricos cuyo sitio debe estar en Primera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil