Sport.es Menú

Continúan las mentiras en 'Can Reus'

El Reus B lanza un comunicado a través de la AFE para mostrar su malestar tanto con Joan Oliver como con los nuevos propietarios

El equipo filial también ha tenido que aguantar engaños y amenaza con adoptar "medidas drásticas" ante el impago de nóminas

 Aficionados del cuadro catalán se acercaron hasta el entrenamiento para dar ánimos a la plantilla | Atlas

Los cantos de sirena que llegaron a Reus con la aparición de los nuevos propietarios americanos parecían la salvación para un equipo que estaba al borde de la desaparición. El conjunto de la capital del Baix Camp continúa su camino de mentiras y engaños. Esta vez de las manos de los nuevos dirigentes y que afectan directamente al CF Reus B Cambrils. Los futbolistas del filial llevaban demasiado tiempo bajo las sombras y han decidido salir para expresar su malestar y descontento con las gestiones que están realizando los Onolfo y compañía. Con ayuda de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el Reus B ha lanzado un comunicado para quejarse del trato recibido durante estos últimos meses. La situación, como ya pasó con la primera plantilla, viene de largo y cada vez es más pesada. Los jugadores no aguantan más y quieren respuestas a ciencia cierta. Las palabras de los nuevos dueños se las lleva el viento de Reus y cada vez tienen menos credibilidad.

Xavi Turu

Joan Oliver sigue siendo la cara más visible en toda esta desastrosa situación financiera y administrativa que está viviendo el club desde hace ya más de cinco meses. Los jugadores del filial se quejan de la poca comunicación interna que se ha tenido con ellos destacando que “en estos casi 5 meses en los que Joan Oliver ha sido máximo accionista de la entidad, los jugadores del CF Reus B Cambrils solo hemos tenido una reunión con él, en la que nos aseguró que el Club estaba vendido, que pronto nos pondría a todos al corriente de las nóminas antes de acabar el año 2018 y días después descubrimos que todo era totalmente mentira”.

PROMESAS Y MENTIRAS

En otro punto del comunicado quisieron añadir que con el nuevo presidente y CEO del club, Clifton Onolfo, las cosas continúan igual: “Queremos manifestar que, con el cambio de propietario y a fecha de hoy, la plantilla, cuerpo técnico y trabajadores, estamos en la misma situación que con Joan Oliver y el malestar sigue creciendo dentro de la entidad. Los jugadores intentamos reunirnos con el nuevo propietario en varias ocasiones. Dada la desesperación de la plantilla, mantuvimos una conversación con él en el Hotel NH Ciutat de Reus el día 29 de enero, en la que nos dijo que él seguiría trabajando por el bien de la entidad”.

Las falsas promesas tanto de Oliver como de Onolfo llevaron a los futbolistas del filial a la desesperación y querían irse del Reus. Al pedir permiso para buscarse un nuevo equipo y poder reorientarse en otro club, la respuesta por parte de los americanos fue tajante y negativa. Pese a todas las adversidades, los futbolistas del Reus B siempre han competido y han demostrado una profesionalidad enorme. Ahora y dadas las circunstancias en las que está sumergido el club, el último punto del escrito se destaca que “por todos estos motivos, y llegados a la situación en la que nos encontramos, la plantilla del Reus B Cambrils junto con el cuerpo técnico no descarta adoptar cualquier medida drástica en defensa de nuestros intereses si el viernes día 22 de febrero no tenemos constancia justificada, con la documentación que creamos oportuna, de que se nos han ingresado todas las nóminas pendientes”. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil