Hambre emocional: ¿El teletrabajo tiene la culpa de que comas más y engordes?

Hambre emocional: ¿El teletrabajo tiene la culpa de que comas más y engordes?

Hambre emocional: ¿El teletrabajo tiene la culpa de que comas más y engordes?
| sport

El hambre emocional aparece de forma repentina y con deseo de consumir productos ultraprocesados

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) durante las primeras semanas del confinamiento por la pandemia del coronavirus, la mitad de los españoles experimentó "un incremento de su peso medio entre 1 y 3 kilos".

Esta investigación señala que el sedentarismo y la mala alimentación son los principales culpables de este aumento de peso.

En concreto, el 18% de los encuestados "reconoce que su forma de comer ha sido picotear continuamente, con especial incremento de productos de bollería".

Te puede interesar: Batch cooking, la forma más sana de comer a diario

¿El teletrabajo provoca hambre emocional?

El estudio hace hincapié que el 40% declara "haber sentido más sensación de hambre, siendo la ansiedad el principal motivo de este incremento de apetito". ,

¿Qué ocurre casi dos años después del inicio del confinamiento domiciliario que se prolongó durante 99 días?

En España, quienes siguen teletrabajando (apenas 1 de cada 10 empleados) advierten de un incremento de paseos a la cocina para coger algo para picar.

"Desde que comenzó la pandemia ha habido un aumento de peso en la población general y, sobre todo, en las personas con sobrepeso", asegura la doctora Juana Carretero, médico internista, a BuscandoRespuestas.

Sin embargo, no solo está asociado al teletrabajo. La doctora Carretero, que es miembro del Grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la SEMI, señala que también se debe "a la falta de costumbre de hacer ejercicio en casa".

"Siempre que hay una situación de estrés, el humano siempre tiende a consumir alimentos con mayor contenido calórico, con alta palatabilidad, que crean mayor adicción y que llevan a consumir más".

En esta línea, la psicóloga Inés Laso achaca el aumento de peso durante el teletrabajo al hambre emocional. A diferencia del hambre fisiológico, aparece de forma repentina y a deshora.

La especialista explica que se trata de una "estrategia de regulación emocional", sobre todo de la ansiedad, y "en la que la comida actúa como ‘remedio’ para calmar ese malestar".

Por qué trabajar en casa nos engorda

Comer sin necesidad puede conllevar, con el tiempo, que la persona tenga sobrepeso y pueda desarrollar incluso obesidad.

Durante la pandemia, el 70% de las consultas que han recibido los profesionales del Colegio Oficial de Dietistas Nutricionistas de la Comunidad Valenciana han tenido que ver con las dietas y pérdida de peso.

Como recalca SEEDO, "mantener un peso sano no solo supone estar libre de enfermedad, sino que favorece el control de las infecciones o padecerlas de forma más leve". Por consiguiente, ayuda a la sostenibilidad del sistema sanitario.

Porque "la obesidad es el principal factor de mal pronóstico en la infección por COVID-19", tal y como recalca la doctora Susana Monereo, jefa de Servicios de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

"Perder peso, entre otras consecuencias positivas, reduce el estado inflamatorio interno, mejora el metabolismo de la glucosa y baja la tensión arterial, lo que permite incluso protegerse frente a la infección.

De ahí la importancia de hacer una vida sana, cuidando la alimentación y haciendo ejercicio diariamente".

Te puede interesar: ¿Podemos evitar el dolor de espalda provocado por el teletrabajo?

¿Cómo evitar ganar peso durante el teletrabajo?

"Lo mejor es no comprar alimentos que no se deben consumir".

Así de clara es la doctora Juana Carretero. Ese es el primer consejo para evitar que el teletrabajo (por el hecho de estar más tiempo en casa) nos lleve a un aumento de nuestro Índice de Masa Corporal (IMC).

En el caso de necesidad de picotear, aclara, podemos optar por verduras, dips de verduras, frutos secos naturales y beber mucha agua.

"Y moverse mucho. Levantarse de la silla cada hora y acostumbrarse a hacer ejercicio todos los días", especifica la vicepresidenta primera de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Con tan solo 10 o 15 minutos al día, es más suficiente. "Son pequeñas modificaciones del estilo de vida habitual que pueden prevenir aumentar de peso durante el teletrabajo".

¿Cuál es el menú nutricionalmente perfecto?

El método del plato es la técnica visual más importante a la hora de elaborar nuestro menú (ya sea de la comida o la cena).

El mensaje principal es marcar la cantidad y los tipos de alimentos a los que debemos darle más importancia. Y consiste en dividir el plato en tres porciones.

-25% proteínas animales: pescado, aves... u otro tipo como legumbres o frutos secos.

-25% carbohidratos: patatas, pasta, pan integral...

-50% hortalizas y verduras.

"La mitad del plato debe ser fruta o verdura, y siempre teniendo en cuenta que haya una cantidad suficiente de proteína para asegurar la masa muscular", detalla Carretero.

Pero, ¿cuántas comidas hay que hacer al día? "Cinco. Tres comidas principales, una media mañana y una media tarde ligera".

“La cena es un regalo que se le hace al cuerpo”.

Por eso, es preferible incluir una proteína fácilmente digerible y de alta calidad para regenerar la masa corporal durante el sueño.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil