Sport.es Menú

El rugby más solidario, con el jugador de la Santboiana, Marc Basalobre

El joven jugador de la Santboiana deberá pasar por el quirófano y pagarse una operación privada en la cadera

Una penya del equipo, Som-hi Boi lanza un crowfunding para cubrir los 11.000 euros que cuesta la operación que le garantiza volver a jugar

Marc Basalobre podrá volver a jugar a rugby gracias a la ayuda de los aficionados
Marc Basalobre podrá volver a jugar a rugby gracias a la ayuda de los aficionados | GUILLERMO GÓMEZ

A veces, el deporte y la solidaridad van mucho más lejos del terreno de juego. Y en un deporte como el rugby, todavía va mucho más allá. Y es que cuando un jugador prometedor como Marc Basalobre, vio truncada su prometedora carrera en la UE Santboiana por una lesión en la cadera, nadie se ha cruzado de manos.

Una penya de animación de reciente creación, Som-hi Boi ha puesto en marcha un crowdfunding, con el objetivo de recaudar 11.000 euros para que Basalobre pueda operarse con un especialista y solucione su lesión en la cadera, que sufrió con apenas 19 años, y truncó una prometedora carrera como rugbista.

En diciembre de 2015, Basalobre jugaba un partido de División de Honor B con la Santboiana, y recibió un golpe en la cadera que le produjo la lesión de Labrum (inserción de la cabeza del fémur en la cadera) que cortó en seco su proyección. Entonces empezó la odisea médica.

pruebas de todo tipo

La mútua deportiva que cubre a los jugadores de rugby, Mútuacat, tras realizarle todas las pruebas posibles, consideró que la lesión procedía de una dolencia congénita en su fémur, y que se había agravado con los golpes habituales del juego,  por lo que consideró que no procedía financiar la intervención como estipula su normativa respecto a estos casos.  

El padre del jugador, Jordi Basalobre, reconoció que el trato de Mútuacat en todo el proceso de valoración de su hijo "fue muy bueno", aunque lo único que le sorprendió fue que la notificación de que no iban a correr con los gastos de la intervención, llegó por carta y no fueron citados al centro.

La otra opción era acudir a la sanidad pública, pero también le dieron calabazas al argumentar que no contaban con el material ni los especialistas necesarios para solucionarlo. Basalobre parecía condenado a poner punto final a su carrera, a pesar de su deseo de seguir jugando.

Después de mucho buscar, dio con un especialista que estaba dispuesto a solucionar su problema en la cadera cuando ya parecía condenado a la retirada. Vio la luz pero el alto coste de la intervención, 11.000 euros, volvía a sumirlo en la decepción ya que su familia no podía asumir ese altísimo coste.

Solidarios con Basalobre

Pero el rugby, además de unir por el deporte del balón oval, también es solidario y todos arriman el hombro cuando uno de sus miembros sufre. Ahí aparece una penya de reciente creación, Som-hi Boi, que en su asamblea fundacional, deciden la creación de un corwdfunding para ayudar a recaudar el dinero necesario. En apenas unos días ya han reunido 5.000 euros.

Pero falta un poco más. Y desde la penya de la Santboiana, abren la posibilidad a todos los aficionados al deporte y del rugby en particular, para ayudar a este joven deportista través de una página donde se puede realizar la donación. A veces, muy poco puede ser mucho para un chaval que quiere volver a sonreir con un balón oval en las manos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil