Sport.es Menú

El Porto, obligado a romper su récord en ventas

El club trabaja en sanear su economía tras ser sancionado por la UEFA por el 'Fair Play financiero'

Vendió a André Silva y tiene en el horizonte los 133 millones recaudados en el verano de 2015

Los impresionantes registros de las ventas del Porto
Los impresionantes registros de las ventas del Porto | GRÁFICO: M.Creus

El verano se presenta movido en Do Dragao. La sanción de la UEFA al Porto por infringir el ‘Fair Play financiero’ provoca que el club sufra restricciones y que esté dispuesto a agitar el mercado con salidas para sanear sus cuentas. El traspaso de André Silva al Milan por 38 millones de euros sería el primero de varios movimientos que permitan hacer caja. El Espanyol trata de rebajar el coste de Diego Reyes (7M), el Villarreal ejecutará la compra de Andrés Fernández (2M), Aboubakar puede revalorizarse en la Confederaciones tras brillar cedido en el Besiktas, el Valencia planea sobre Marcano… Operaciones para acercarse a la cifra cosechada en 2015 cuando se recaudaron 133,25 millones. Para ello, sin embargo, deberán dar salida a pesos pesados como el luso Danilo Pereira, el mexicano Héctor Herrera o el argelino Brahimi.

PRIMEROS GOLPES

Desde las oficinas del Porto deberían tirar de hemeroteca para certificar su poder de atracción. Hay que remontarse casi 20 años para recordar su primera venta de impacto. Era el verano del 98 y la Lazio firmaba a Sérgio Conceiçao -nuevo técnico de los ‘dragones'- por nueve ‘kilos’. Un año más tarde Zahovic firmaba por Olympiacos (13,5M) y doce meses después el protagonista sería Jardel. El brasileño, Bota de Oro un año antes, se marchaba a Turquía al enrolarse en las filas del Galatasaray (17M). Aterrizaría con buen pie al tumbar al Madrid en la Supercopa de Europa con un doblete. Dos años más tarde, en 2002, el Deportivo ataba al central Andrade (13M) mientras que en 2003 los focos se centraron en su compatriota Hélder Postiga, traspasado al Tottenham por nueve 'kilos'.

DESBANDADA EUROPEA

El punto de inflexión llegaría en 2004, tras alzar la Champions ante el Mónaco. Carvalho (30M) y Ferreira (20M) pusieron rumbo a Stamford Bridge junto a Mourinho, mientras el Barça ataba a Deco (21M) y el Corinthians 'repatriaba' a Carlos Alberto (10M). Derlei, por su parte, abrió la ruta del éxodo ruso al marcharse al Dinamo Moscú (7,5M). Una desbandada en toda regla que reportó al club más de 95 millones.

En 2005 saldría otro de los pilares del ciclo dorado: Maniche. El centrocampista, talentoso y bregador a partes iguales, también se marchó al Dinamo Moscú (16M), acompañado de Seitaridis (10M). La otra venta destacada fue la de Luis Fabiano (10M) al Sevilla, en una operación 'made in Monchi'.

CARA Y CRUZ

En 2006 el club se daría una tregua con la marcha del brasileño Diego al Werder Bremen (6M) como única operación destacable. Era la calma que precedía a la tempestad. Doce meses más tarde se cerrarían dos negocios muy controvertidos. El Manchester United, embriagado por la explosión de Cristiano Ronaldo en Old Trafford, tiraba la casa por la ventana en el mercado luso con Nani (Sporting Lisboa) y Anderson, por el que abonaba 31,5 millones. La etiqueta de ‘nuevo Ronaldinho’ resultaría devastadora. Una losa, tanto o más pesada que la del precio, que también soportó Pepe (30M) en sus primeros meses en Madrid. El Porto saldaba aquel verano con unos ingresos de más de 70 'kilos'.

Algunos de los grandes traspasos del Porto en los últimos años | EFE/AFP

LA VÍA FRANCESA

Quaresma (Inter; 24,6M) y Bosingwa (Chelsea; 20,5M) serían las operaciones estrella de 2008, un año antes de la fuga 'a la francesa' de Lisandro López (24M) y Aly Cissokho (16M) rumbo a Lyon, y Lucho González (19M) hacia Marsella. Ya en 2010 Bruno Alves alimentaba el éxodo ruso con su traspaso al Zenit (22M) y Meireles apuntalaba aquel mercado con su marcha al Liverpool (13M).

EL MÓNACO ROMPE LA BANCA

El puente aéreo francés crecería con Falcao. 'El Tigre' dejó 40 millones en las arcas del club en 2011 tras su pase al Atlético. La misma cifra que abonaría el Zenit de San Petersburgo un año después para atar a Hulk. Era 2012 y el Inter también se dejó un buen pellizco al abonar 11 millones por Guarín y 10 por Álvaro Pereira. El 'bombazo' llegaría un año más tarde. El Mónaco de Rybolovlev reventó el mercado. Pese a silenciar el Calderón con el fichaje de Falcao, el millonario ruso no se conformó e invirtió 70 millones en Do Dragao para atar a James Rodríguez (45M) y Moutinho (25M).

DE MANCHESTER A MADRID

Doce meses después, en 2014, la fuente de ingresos vino propiciada por la parcela defensiva. Mangala (30,5M) se fue al City con Fernando (15M), mientras Otamendi recalaba en Mestalla (12M). Iturbe también generó 15 'kilos' al firmar por el Hellas Verona. Los millones fluctuaron de Manchester a Madrid y en 2015 Jackson Martínez (37M) y Danilo (31,5M) fueron los encargados de agitar el mercado con su pase a Atlético y Real Madrid, respectivamente. Las salidas de Alex Sandro (26M) a la Juventus y de Imbula (24M) al Stoke permitieron que el Porto recaudase la friolera de más de 133 millones, su máximo acumulado anual. En 2016 la salida de Maicon (12M) rumbo a Sao Paulo fue el único movimiento destacable en un verano atípico. Con el adiós de André Silva el mercado de los 'dragones' vuelve a activarse. ¿Tendremos nuevo récord?

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil