Sport.es Menú

Messi todavía no brilla en el hábitat de Sampaoli

El nuevo seleccionador argentino tiene mucho trabajo por delante para encontrar la fórmula y las piezas que permitan que el delantero se encuentre cómodo

El blaugrana completó una primera parte aceptable ante Brasil, pero se diluyó completamente tras el descanso, al igual que el juego de su equipo

El gol de Mercado en el Brasil - Argentina (0-1) | SPORT.es

El delantero del FC Barcelona Leo Messi será el hilo conductor de la nueva Argentina de Jorge Sampaoli. Es algo que quedó confirmado durante el estreno del nuevo técnico de la albiceleste, frente a Brasil en un amistoso disputado en Melbourne, aunque Sampaoli tiene aún mucho trabajo por delante para encontrar la fórmula y las piezas que permitan que Messi se encuentre lo suficientemente cómodo como para ser el caudillo que todo el mundo espera.

Messi lució el brazalete de capitán durante los 90 minutos de partido, aunque no pudo brillar. El delantero blaugrana no tuvo el protagonismo habitual y jugó muy condicionado por el entorno que le preparó el nuevo seleccionador argentino el día de su debut. Completó una primera mitad aceptable, pero se diluyó completamente, al igual que el juego de la albiceleste, tras el descanso.

Al crack blaugrana le costó entrar en contacto con el balón. La selección argentina no le encontró durante los primeros minutos, circunstancia que le obligó a dejar su posición inicial en la banda derecha y moverse por el centro en ataque o incluso bajar a recibir directamente de los centrales.

aislado

A Leo le costó conectar con Dybala, Higuaín y Di María, porque de salida la selección brasileña jugó muy replegada y acumuló muchos efectivos por detrás del balón. Dybala y él se encontraron de forma muy espóradica, pero cuando lo hicieron el rival siempre intuyó que el peligro podía estar cerca. Les faltó precisión para concretar alguna jugada.

Con el paso de los minutos Messi fue retrasando cada vez más su posición y acabó el primer tiempo muy lejos del área, intentando ejercer de lanzador y asistente. Intervino en la jugada de 0-1 de forma testimonial, ya que fue quien le dio el balón a Di María antes del centro de éste al área que acabó en el gol de Mercado.

Los cambios que introdujo Sampaoli en el segundo tiempo y el paso adelante que dio Brasil hicieron que Messi perdiera protagonismo y acabase desapareciendo prácticamente. Jugó mucho más cerca del área y tuvo más libertad de movimientos, pero apenas le llegaron balones. Acabó demasiado aislado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil