David Silva, el gran talismán de la Real

El cuadro donostiarra gana más duelos y juega mejor con el canario, que se ha convertido en una pieza clave en los esquemas de Imanol

Silva se ha perdido quince partidos en todas las competiciones, donde la Real solo ha ganados dos; en cambio, con él, solo dos derrotas en quince duelos

Imanol Alguacil junto a David Silva durante un entrenamiento de la Real Sociedad
Imanol Alguacil, junto a David Silva durante un entrenamiento de la Real Sociedad | EFE

Albert Gracia

Las casualidades en el fútbol no existen, como tampoco puede regirse todo por la rigidez de los números. Pero si un equipo pasa de perder solo dos partidos de quince cuando un jugador está en el campo y luego solo gana dos de otros quince sin él, no puede ser casualidad. Con los números en la mano, hablaríamos de que el jugador es algo parecido a un talismán.

Pero David Silva se ha convertido, en solo unos meses, en algo más que eso. Es un líder. El gran líder en el verde. Llegó con la vitola de hacer olvidar a Odegaard y el cometido lo ha cumplido con creces. La Real Sociedad no solo gana más con él, sino que juega mejor. En la época en la que se habla más de quarterbacks, el canario es el director de orquestra de un cuadro donostiarra que se mueve al son del de Arguineguín.

Lo plano se convierte en peligro cuando el balón llega al ‘21’, capaz de acelerar cualquier jugada con un solo pase. Su movilidad entre líneas, su capacidad para no perder ni un balón y su último pase son claves en el engranaje realista.

No es casualidad, otra vez, que la Real volviera a dejar buenas sensaciones el día que Silva volvía a la convocatoria. El canario disputó sus primeros minutos tras lesión y ahora deberá apretar para llegar en óptimas condiciones al jueves 18 de febrero, cuando la Real se mida al United en la ida de los dieciseisavos de la Europa League. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil