Sport.es Menú

El Zidane más precavido

En su primera etapa se apoyó en el factor Cristiano y ahora en la fortaleza de Casemiro

Ha cambiado marcar más goles que el rival por encajar menos que el contrario

 Zidane habló en rueda de prensa tras la victoria del Real Madrid ante Osasuna | EFE

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, se adapta a lo que tiene. En su primera etapa hizo una apuesta ofensiva con Cristiano Ronaldo como referente, en el que acababa el juego del equipo para que el portugués pusiera la firma con sus goles para derribar rivales. Ahora, sin el depredador luso, ha acoplado su juego al trabajo defensivo colectivo. Presiona al rival para anular sus peligros con Casemiro como el referente en una labor que desempeña con máxima eficacia. El objetivo es no encajar goles y cazar algunas de las oportunidades que fabrican ante la falta de un ‘killer’ real.

El técnico francés aprovecha sus recursos con máxima eficacia. Si en la primera etapa la bastaba la pegada de Cristiano, al que Benzema hacía el trabajo sucio, con un Bale que aparecía de vez en cuando, ahora ha cambiado a un equipo compacto en el que el gol se reparte entre todos los jugadores. Benzema es el referente, pero no llega ni de lejos a la eficacia que tenía el portugués. El fino delantero francés no tiene la continuidad y la pegada del luso y eso obliga a que el equipo complemente esas carencias.

DOS LÍDERES DIFERENTES

Este Madrid no se puede sujetar en aquella pegada y de la ‘Cristianodependencia’ ha pasado a la ‘Casemirodependencia’ por definirlo de alguna manera. Dos líderes bien diferentes en los entramados tácticos de Zidane. Si con el portugués el Madrid salían a los partidos ganando 1-0 con Cristiano como decía Ancelotti, ahora afronta los partidos con la idea de no encajar goles con Casemiro como guardaespaldas del equipo. La defensa empieza por el ataque, con una presión en primera línea a la que acompaña el centro del campo y una defensa más adelantada para reducir espacios y riesgos.

Si Cristiano marcaba el 60% de los goles de entonces, ahora se lo reparten entre todos los jugadores. El gol es ahora una cuestión de equipo. Los blancos llevan 68 dianas en todas las competiciones (34 partidos) que se han repartido entre 19 jugadores. Sólo tres no han visto puerta, Mendy, Militao y Mariano, éste último porque sólo ha jugado 47 minutos. Además, 10 jugadores han logrado tres o más goles con Benzema encabezando la tabla con 18 dianas seguido de Rodrygo con 7.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil