Zidane se juega la Liga sin defensas

Zidane se juega la Liga sin defensas

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, defendió el uso del VAR pero insistió en su opinión de la necesidad que hay en el fútbol español de unificar criterios en las acciones de las manos dentro del área y pidió una reunión para que se pite siempre la misma cosa para todos los equipos. | EFE

Al Real Madrid le toca lidiar con un equipo valiente como el Granada

Llega avisado el equipo blanco tras ver al Barcelona empatar en casa del Levante

El Madrid está avisado con el empate del Barcelona en casa del Levante. Esta noche le toca lidiar con otro equipo peligroso como es Granada, al que visita con la necesidad de ganar para seguir en la angustiosa lucha que mantiene por la Liga por sus limitaciones. Lo hace sólo con tres defensas de la primera plantilla tras caerse Marcelo de la lista por motivos disciplinarios y no físicos. Es lo que le faltaba a Zidane, un ‘negacionista’ táctico en el vestuario. Y es que el brasileño ya no para en defensa ni a los taxis, es invisible desde hace mucho.  

HERIDOS

Si los blancos llegan heridos por la baja de cinco de sus ocho zagueros, el Granada aparece con el equipo parcheado por las ausencias y con el objetivo remoto de meterse en Europa. El mejor aliciente para los nazarís es ganar a los blancos, que siempre concede esa porción de prestigio para despedir contentos de la Liga y poner la guinda a una temporada brillante. Los de Diego Martínez necesitarían ganar los nueve puntos que quedan y ni así tendrían asegurado repetir aparición en las competiciones continentales. El Madrid necesita los tres puntos, de no sumarlos se apuntará a la depresión que oprime al Barcelona tras empatar en casa del Levante.

VALIENTES

Puede sonar a ventaja para los blancos esa ausencia de objetivos del Granada, pero el equipo de Diego Martínez es de los que le gusta ir hacia adelante cuando el reto vale la pena. El Madrid es siempre un bocado apetecible y más si le privas de ganar la Liga.

Fácil no lo va a tener por muy valiente que sea, porque los de Zidane llega con una racha a sus espaldas de 15 partidos sin perder. La necesidad de llevarse los puntos le obliga a rendir al máximo nivel y sin muchos de sus jugadores referencia, pero han asumido el papel y los que quedan en pie no tienen intención de rendirse. 

Granada y Real Madrid se miden en liga

| sport.es

El Granada llega con un ‘camión’ de bajas: Lozano, Neva, Milla, Montoro, Vallejo, Soldado, Kennedy, Herrera y Víctor Díaz y la duda de Duarte, pero Diego Martínez, como Zidane, tampoco llora. “Hemos convivido todo el año con situaciones de bajas y nunca me he quejado”, dice al estar convencido que le queda motor para competir con el Madrid

MIGUEL SERÁ TITULAR

Cinco de los ocho defensas están lesionados y el técnico ha tenido que recurrir al filial para completar la línea. Ramos, Carvajal, Varane, Mendy, Marcelo y Lucas son bajas; Odriozola, que ha sido duda hasta por problemas musculares, Militao, Nacho y el canterano Miguel Gutiérrez formarán la defensa. Por delante Zidane tiene al resto de soldados listos para asaltar el Nuevo Los Cármenes. 

El cansancio también pesa, pero no es excusa porque si es su partido 50 de la temporada los granadinos llevarán 56. La otra tara es los problemas que tienen para marcar goles porque con Benzema no es suficiente. El equipo depende demasiado del acierto del francés al que le falta un socio con el que competir en meter goles. 

Zidane se queja de que no se valora el fútbol que hacen, y es que cuando no da en ataque, aunque seas mejor que el rival como ante el Sevilla, pasan estas cosas, que se dude de todo por falta de efectividad. Y en eso no tiene demasiada culpa, pero si en fomentar un estilo horizontal para controlar el juego que les hace previsibles en ataque. Hay calidad para ser verticales y y no depender de acciones individuales aisladas o de chispazos ante equipos cerrados que viven cómodos en defensa por la lentitud del juego ofensivo blanco.