Zidane busca al topo del vestuario

Alerta máxima en el club antes de jugar ante el Juventus para `cazar¿ al chivato que filtra las alineaciones

Ante el Barcelona y el PSG el topo adelantó los onces y el francés ha pedido al club que tome cartas en el asunto

Zidane vigila de cerca el entrenamiento del Madrid | EFE

Iker Casillas se estará partiendo el pecho al saber que Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, está buscando al topo que filtra las alineaciones, según ‘ABC’, cinco horas antes de jugar partidos en los que se ventilan sus opciones de la temporada.

Sucedió en el clásico ante el Barcelona (0-3) y en los dos partidos de Champions ante el PSG, y avisó al club que tomó todas las medidas para ‘cazar’ al filtrador de los once elegidos para jugar.

 

Una historia que no es nueva en el vestuario blanco. El episodio más destacado lo protagonizó Mourinho en el 2011, según contó el que era portero blanco en 2011 el polaco Dudek en un libro. Se filtró que Pepe sería medio centro ante el Barça y Mourinho exigió culpables por la filtración dirigiéndose a algunos jugadores como a Granero: “¿Dónde esta esa rata? ¿Eres tú Granero?” …  El final de la historia la conoce todo el mundo, el portugués se acabó cargando a Casillas por ser el supuesto topo.

 OTRA ‘RATA’ SUELTA  

Ahora es Zidane el que está indignado por tener una “rata” en el vestuario. Considera que el culpable traicionó al club y al equipo en esos tres partidos. Ante el Barcelona, Valverde supo cinco horas antes que Kovacic sería titular e Isco suplente.

Con el PSG, lo mismo, en la ida Emery supo con antelación que jugaría Isco y en la vuelta que lo harían Lucas Vázquez y Asensio. Filtraciones que el técnico francés no está dispuesto a permitir y que frenó ante el Juventus en la que el topo no se atrevió a soltar prenda por si le pillaban y era fusilado al amanecer.

 

Zidane suele dar la alineación a sus jugadores dos horas antes de cada partido. Pretende mantener en alerta a todos los convocados y, sobre todo, no dar pistas a los rivales para que no puedan tomar medidas y contrarrestar posibles novedades.

Es algo que lleva a rajatabla, como una religión y que aparezca una “rata” abordo rompe todos sus esquemas. En Turín no apareció, pero las medidas que se han tomado aconsejan que no lo haga porque de ser cazado se juega su futuro en el Real Madrid.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil