Vinicius pierde su esencia

El 'clan de los franceses' le ha intimidado y ante el Valencia mostró su cara más sumisa y se alejó de su fútbol

Su juego es alegre, depende de sus regates y de su velocidad, pero ahora prefiere ser servicial al poder establecido

Vinicius no mostró su fútbol ante el Valencia
Vinicius no mostró su fútbol ante el Valencia | sport

Vinicius Junior fue otro en el partido ante el Valencia. Transformó su fútbol para ser un jugador muy diferente al que todos conocen. Fue conservador y puso todos sus sentidos al servicio del equipo enterrando sus mejores condiciones. Jugó por el nuevo infortunio de Hazard, con COVID-19, porque su sitio en Mestalla iba a ser el banquillo después de la rajada de Benzema contra él.

Vinicius no arriesgó en el uno contra uno ante el equipo valencianista, ni tiró carreras relámpago para desbordar a su par. Se le vio apagado, incluso deprimido como si le hubieran robado la alegría de su fútbol. "Él hace lo que quiere. Hermano, no juegues con él... Madre mía. Juega contra nosotros", le dijo Benzema a Mendy, que corroboró a su compatriota: "Cuando se arruga pierde su esencia".

'BENZIDANE' CONDICIONA SU ESENCIA

Palabras duras que han hecho mella en Vinicius, sobre el cae todo el peso del 'clan de los franceses' que le intimida. El brasileño no puede permitirse el lujo de perder su esencia sobre el campo, porque sería un jugador menor. Su reacción es lógica porque Benzema es la prolongación de Zidane, 'Benzidane', pero sería anularse a sí mismo si acaba siendo lacayo del francés.

Vinicius, 20 años, está en pleno crecimiento. Tiene mucho por pulir, pero posee unas condiciones que debe explotar para ser mejor jugador abstrayéndose de las presiones que le rodean. Un jugador diferente, con futuro al que quieren cortar las alas por no ser servicial, pero debería ignorarlas porque el Vinicius ante el Valencia no es el Vinicius que todos conocen con sus errores y con sus aciertos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil