Vinicius arrincona a Mbappé

Vinicius arrincona a Mbappé

Vinicius marcó dos goles decisivos en el segundo tiempo que sentenciaron el partido | Telefónica

Kylian renunció al Madrid por la BBC que Florentino se negó a romper y ahora se topa con un competidor directo

Ancelotti deja claro que el brasileño seguirá siendo el dueño de la banda izquierda en ataque fichen o no el francés

Dicen los entrenadores que los grandes jugadores siempre pueden jugar juntos. Claro. Otra cosa es que rindan igual cuando no juegan en la posición que les catapultó para convertirse en jugadores top. Puede ser el caso de Hazard, por ejemplo, que ha perdido el sitio ante la irrupción de Vinicius, el jugador más en forma del Madrid y que empieza a ser decisivo como demostró ante el Sevilla. El belga ha sido arrollado por un futbolista prometedor que ha engordado a costa de aprovechar las lesiones de su compañeros hasta borrarle del recuerdo. El brasileño es ahora el dueño de la banda izquierda del Real Madrid y Ancelotti lo avala “venga quien venga” en referencia directa a Mbappé.

Mbappé es objeto de deseo de Florentino Pérez y del madridismo. Llevan cuatro años esperándole, los que firmó por el PSG. El jugador quiere defender la camiseta blanca, opción que rechazó la primera vez que el presidente blanco intentó ficharlo. El motivo, que tenía que competir con la BBC y al galo le pareció un muro demasiado alto de escalar. Exigió que uno de los tres, Cristiano, Benzema o Bale se fuera para allanarle el camino de la titularidad, pero el dirigente madridista no quiso escucharlo y se fue al PSG para jugar y crecer.

LOS MEJORES EN LA BANDA IZQUIERDA

En París ha tenido la oportunidad de ser fijo en el once titular. De jugar y crecer para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. Está preparado para dar el salto al Madrid en el año que el club estrenará estadio, una obra de ingeniería que será única y que invita a todos los profesionales del balón a jugar como en casa. Pero aparece a lo lejos un dilema para el francés, su sitio natural en el campo está ocupado en el Real Madrid por un tipo llamado Vinicius que está haciendo disfrutar al madridismo y a los que les gusta el fútbol espectáculo.

“Vinicius tiene que jugar por la izquierda, va a seguir ahí sean los que sean los compañeros que tenga”, decía Carlo Ancelotti el sábado. El italiano alucina con el brasileño, “tiene una moto bajo los pies” describía en una entrevista a ‘La Gazzetta dello Sport’. Un jugador que si se cambia a la banda la derecha pierde el filo de recortar hacia dentro para pegarle a la pelota con su pierna preferida, la derecha como en el gol que le marcó ayer al Sevilla. A Mbappé le ocurre lo mismo. Las burbujas que provocan la velocidad que imprimen a sus acciones pierden efectividad en su banda natural. Los dos son muy buenos, pero mejores en la izquierda, donde marcan diferencias. Pero el dueño es Vinicius avalado por Ancelotti, un reto para el francés que podría repensarse su situación como lo hizo hace cuatro años con la BBC.