Menú

La verdadera (y sorprendente) razón del divorcio entre Florentino y Zidane

Zidane no quiere fichar al portero Kepa para proteger a su hijo Luca, tercer meta del Madrid

El desencuentro puede acabar en divorcio en función de lo que suceda en la eliminatoria de Champions contra el PSG

La posible llegada de Kepa al Real Madrid, fuente de problemas | ATLAS

El pasado viernes, la tarde antes de Reyes, Florentino Pérez se reunió en su despacho con Zinedine Zidane y el director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez. El motivo del encuentro era comunicarle al entrenador que el club había fichado al portero Kepa, del Athletic. El día después, en la rueda de prensa previa al partido contra el Celta, el técnico francés explotó ante los medios de comunicación: “No necesito ningún portero”. Era la ruptura definitiva del idilio entre Zidane y el presidente blanco.

¿Por qué Zidane no quiere fichar un portero joven y con tanto talento como Kepa? Por un motivo muy personal: teme que esta incorporación corte la progresión de su hijo Luca, tercer meta del Madrid tras Keylor Navas y Kiko CasillaLuca Zidane tiene 19 años y ya se ha hecho famoso en las redes sociales con algunos errores garrafales en sus partidos con el Castilla, el filial del Madrid. Kepa Arrizabalaga, de 23 años, es uno de los metas con más futuro del fútbol español y, de hecho, ya debutó con la selección el pasado 11 de noviembre.

TRATO DE FAVOR A SUS HIJOS

En el entorno del Real Madrid acusan a Zidane de trato de favor con sus hijos. A Luca le está protegiendo rechazando el fichaje de Kepa, mientras que a Enzo le dio más oportunidades de las que merecía en el primer equipo hasta que la evidencia demostró que no tenía nivel para jugar en el Madrid. De hecho, el Alavés, el club con el que empezó la temporada, le acaba de traspasar al Lausanne suizo.

Este desencuentro personal entre Zidane y Florentino Pérez por el fichaje de Kepa se une al disgusto del presidente por el ridículo del equipo en la Liga, donde se encuentra a 16 puntos del líder, el FC Barcelona. Depende de lo que suceda en la eliminatoria de octavos de final de la Champions contra el PSG, esta crisis puede acabar en divorcio y destitución del entrenador francés.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil