El Madrid no falla y se pone líder

Nacho derribó la resistencia del Valladolid a trece minutos para la conclusión

El VAR anuló un gol inicial a Casemiro y otro in extremis de Sergi Guardiola que hubiera significado el empate

Nacho celebra el gol que sitúa al Real Madrid líder en solitario de LaLiga Santander
Nacho celebra el gol que sitúa al Real Madrid líder en solitario de LaLiga Santander | AFP

El Real Madrid no falló en el Nuevo Zorrilla y se anotó una agónica victoria que le sitúa como líder en solitario de LaLiga Santander, después de la derrota del FC Barcelona en Mestallla en la víspera. Le costó al equipo de Zinedine Zidane doblegar al Valladolid, al que solo pudo noquear con un postrero gol de Nacho en una jugada de rebote.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

VLL

0-1

RMA

Valladolid

Masip; Antoñito, Salisu, Kiko Olivas, Raúl Carnero; San Emeterio, Joaquín, Míchel (Toni Villa, 57'), Alcaraz, San Emeterio (Miguel de la Fuente, 81'); Enes Unal (Óscar Plano, 76') y Sergi Guardiola.

Real Madrid

Courtois; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Modric (Fede Valverde, 88'), Casemiro, Kroos; Rodrygo (Jovic, 93'), Benzema e Isco (Lucas Vázquez, 73').

Goles

0-1 M.78 Nacho.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (vasco). TA: Joaquín (10') / Varane (36'), Modric (57'), Nacho (76').

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 21 de LaLiga Santander disputado en el Nuevo Zorrilla ante 23.304 espectadores.

Sergio González sorprendió a Zidane con un cambio táctico que cortocircuitó la zona de creación del Real Madrid. El entrenador del Valladolid modificó su esquema habitual de tres centrales para ganar presencia en la medular, adelantando a Joaquín a la posición de pivote defensivo.

Este movimiento emparejó a San Emeterio, Míchel y Alcaraz con Kroos, Casemiro y Modric y provocó que Karim Benzema quedara aislado. Tanto es así que, con excepción hecha del gol anulado a Casemiro, el Real Madrid no inquietó ni una sola vez en esta primera parte a Jordi Masip.

Zidane reaccionó a la variante que le planteó Sergio sacando a Isco de la banda izquierda y dándole libertad de movimientos, en un intento de desequilibrar las fuerzas en la zona de creación y encontrar vías de conexión con Benzema.

El malagueño estuvo muy activo, ofreciéndose a sus compañeros, pero sus intervenciones no fueron suficientes para desordenar al conjunto pucelano. Y eso que De Burgos Bengoetxea colaboró mostrándose muy permisivo con los madridistas y más severo con los locales.

El colegiado vasco perdonó la cartulina amarilla a Sergio Ramos, que soltó el codo en un salto con Enes Unal. Minutos antes no había sido tan contemplativo con Joaquín en la falta que propició el gol anulado a Casemiro.

Kroos ejecutó el lanzamiento con su maestría habitual y el centrocampista brasileño apareció en el segundo palo para cabecear a la red, dando continuidad a su idilio con el gol que le llevó a firmar los dos tantos en la victoria ante el Sevilla de la jornada anterior.

Aquel día el VAR jugó a favor del Real Madrid, pero ayer desveló la posición ligéramente adelantada del brasileño para anular la decisión inicial de De Burgos Bengoetxea de conceder el gol.

Fue la única acción de peligro de un Real Madrid carente de ideas, pero firme en defensa para controlar la movilidad de Enes Unal y Sergi Guardiola. De hecho, Courtois solo tuvo que aparecer para evitar un gol olímpico en un saque de esquina botado por Míchel que se envenenó.

El panorama cambió ligeramente tras el descanso. El Real Madrid empezó a encontrar a Benzema y el peligro se instaló alrededor de la portería de Masip, que ya fue puesto a prueba por Rodrygo nada más salir de vestuarios. El ex del Barça respondió con una gran mano al disparo seco y ajustado a la cepa del poste del brasileño

El francés dispuso de dos claras ocasiones. En la primera remató muy flojo cuando lo tenía todo a favor. En la segunda, su cabezazo se perdió lamiendo el palo.

Sergio intentó revitalizar a su equipo dando entrada a Toni Villa por un desfondado Míchel, pero su equipo fue reculando y perdiendo la salida que había tenído en los primeros 45 minutos.

El dominio blanco se hacía cada vez más insistente y el Valladolid resistía a duras penas. Zidane dio entrada a Lucas Vázquez para abrir el campo. Un cambio un tanto discutible teniendo en cuenta que fue a costa del que estaba siendo su mejor futbolista, un Isco que, por cierto, no se fue muy contento.

El gol no llegaba y el nerviosismo empezaba a apoderarse de los blancos. Sergio volvió a mover ficha para dar entrada a un delantero de refresco, Óscar Plano, que pudiera explotar el cansancio de la defensa madridista. Pero entonces apareció Nacho para cabecear un centro medido de Kroos y romper el partido.

El gol salvador llegó a la salida de un córner rechazado en primera instancia por la defensa del Valladolid y dejó a los locales contrarreloj. Óscar Plano estuvo a punto de reestablecer la igualdad, pero Mendy estuvo muy rápido para evitar su remate a bocajarro.

El Valladolid murió en el área del Real Madrid y a punto estuvo de repetir la historia de la primera vuelta, cuando un gol de Sergi Guardiola permitió a los pucelanos rebañar un punto del Santiago Bernabéu. El de Manacor volvió a superar a Courtois, pero en posición de fuera de juego que ratificó el VAR.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil