Tensión en el Real Madrid por las lesiones de Benzema

Tensión en el Real Madrid por las lesiones de Benzema

Benzema, víctima de las lesiones esta temporada
Benzema, víctima de las lesiones esta temporada | AFP

El delantero cumplirá los tres meses de continuas lesiones que comenzaron a principios de septiembre y no acaban de remitir

A punto de cumplir los 35 años, nunca había vivido una sucesión de problemas físicos así y el club lo pone en manos de físios y médicos

Karim Benzema ya se recupera bajo supervisión médica y en manos de los fisioterapeutas del Real Madrid en Valdebebas. La sucesión de lesiones que sufre y que no había vivido nunca en su dilatada carrera deportiva preocupa a la cúpula blanca, que no va a cambiar su hoja de ruta respecto a la renovación anunciada, con la esperanza de que deje atrás esos problemas físicos que le han impedido jugar el Mundial y aparecer de manera intermitente con su equipo en los últimos tres meses.

El objetivo es frenar en seco la posibilidad de que las lesiones sigan sucediéndose. El plan es no presionarle y que se recupere completamente sin forzarle para volver. Tiene un mes por delante para conseguirlo, pero si necesita más tiempo lo tendrá. Para ello sigue un plan de recuperación exhaustivo  para que se  recupere sin poner fecha a su regreso. Ancelotti sabe lo importante que es para el equipo, pero asume que será el jugador el que marque los tiempos para volver como ha hecho hasta ahora.

FATIGA MUSCULAR

El francés se lesionó el 6 de septiembre tras hacer una pretemporada corta. Se sumó al equipo en Los Ángeles en la gira por Estados Unidos. Lo hizo 12 días después de que Ancelotti empezase a trabajar con el grueso de la plantilla. Una semana más tarde jugaba sus primeros 45 minutos contra el América, y cuatro días después fue titular contra la Juventus (65’). Luego fue todo cuesta abajo jugando los cinco primeros partidos oficiales de principio a fin sin guardarse nada. En el sexto se rompió a los 30 minutos en Glasgow ante el Celtic y ya nada fue igual.

Desde entonces ha sufrido tres percances diferentes: lesión en el músculo semitendinoso y una sobrecarga en el cuádriceps, ambas en el muslo derecho. Unas lesiones que se achacaron al cansancio muscular. Tres semanas de baja para volver, pero sin estar al cien por cien por esa fatiga muscular que le impedía rendir al máximo. Aparecía y desaparecía de las alineaciones dependiendo de sus sensaciones, para llegar al Mundial tocado. Allí lo intentó, pero sufrió un desgarro muscular en el cuádriceps en la otra pierna, la izquierda. Una sucesión de percances que con 34 años cuesta más recuperar.