Sergio Ramos y Florentino Pérez van de farol

El presidente y el capitán del Real Madrid están empleando todas las argucias durante las negociaciones, aunque ambos están obligados a entenderse

El central utiliza una supuesta oferta del PSG y el dirigente filtra las negociaciones para fichar a Alaba

Tuvo que ser de cabeza: así marcó Sergio Ramos su gol 100 con el Madrid | MEDIAPRO

La renovación del capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, se ha convertido una vez más en una partida de póker que juegan cara a cara el propio jugador y Florentino Pérez, presidente madridista. Y como buenos especialistas en la materia después de haber participado en tantas negociaciones, ambos han recurrido a los faroles para tratar de ganar la partida que están jugando en estos momentos. El central sevillano ha puesto sobre la mesa, entre otras, una supuesta oferta del PSG para tratar de ‘asustar’ a su presidente, mientras que éste juega sin disimulo la baza de los fichajes que maneja el club blanco para suplir al veterano defensa. Así que las filtraciones interesadas están a la orden del día.

Pese a toda esta intensa batalla de intereses cruzados, lo cierto es que Sergio Ramos y Florentino Pérez están obligados a entenderse. El primero porque no tiene la más mínima intención de abandonar la disciplina del club madridista y el segundo porque sabe que prescindir del sevillano conlleva demasiados riesgos deportivos y muy pocas ventajas económicas, toda vez que el publicitado sustituto, el austríaco David Alaba, exige también una ficha multimillonaria (10 millones de euros netos por campaña).

POSICIONES ENROCADAS

El enroque de las posiciones que se intuye en estos momentos es consecuencia de sus respectivas estrategias negociadoras. Florentino Pérez no está dispuesto a transigir con la norma de la casa de renovar año a año a los mayores de 30 años y se limita a poner sobre la mesa un segundo año opcional basado en el rendimiento del defensa. Sergio Ramos, por su parte, entiende que se ha hecho acreedor de una sustancial mejora de su contrato y exige además una prórroga de dos años. La contraoferta del club blanco se limita a mantenerle su actual ficha (12 millones de euros anuales) con la consiguiente reducción salarial del 10 por ciento que está en vigor. Es decir, el capitán madridista percibiría la próxima temporada 10,8 millones de euros.

Ni Sergio Ramos ni Florentino Pérez están dispuestos a dar su brazo a torcer y por eso no dudan en filtrar a los medios una oferta del PSG o las negociaciones con Alaba. El austríaco acaba contrato con el Bayern de Múnich a final de la presente temporada y tampoco se ha dado por enterado de las estrecheces económicas que atraviesan los clubs por culpa de la pandemia, así que también está aprovechando sin rubor el supuesto interés del Real Madrid para subir su cotización y ponerse en el mercado en busca de una gran oferta.

FILTRACIONES

No se puede pasar por alto que el agente de Alaba, el israelí Pini Zahavi, tiene hilo directo con Florentino Pérez y las filtraciones que están saliendo estos días son beneficiosas para ambos. Ayer mismo el diario 'The Guardian' aseguraba que el club madridista ha tomado la delantera en la carrera por hacerse con los servicios del defensa del Bayern de Múnich. 

Sergio Ramos tampoco se está quedando atrás. Se da la curiosa coincidencia de que el programa ‘El Chiringuito’ desveló el pasado lunes por la noche el contenido de la cumbre que mantuvieron la semana pasada el presidente y el capitán, e incluso dio detalles de la conversación entre ambos.

CITA EN ELCHE

Dos horas antes de que el equipo madridista se enfrentase al Elche, Sergio Ramos y Florentino Pérez se reunieron en una habitación del hotel de concentración. El defensa aprovechó la ocasión para presionar al presidente madridista con la supuesta oferta del PSG que tiene sobre la mesa. “En el PSG me han dicho que harán un equipazo conmigo y con Messi”, le soltó, según desveló el citado programa.

A Florentino Pérez no le ha debido hacer ninguna gracia que el jugador y su entorno vayan filtrando el contenido de sus reuniones. Paralelamente, el problema de Sergio Ramos es que ya ha utilizado esa misma estrategia en innumerables ocasiones (Manchester United o China) y además Florentino Pérez presume de tener una buena relación con los dirigentes catarís del club parisino y no se cree que éstos hayan tanteado al central sin avisarle previamente de sus intenciones.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil