Saldos en el Real Madrid

Obligado a reducir gastos en sueldos, seguirá vendiendo a la baja e incluso regalando jugadores

Aun así, tendrá problemas por los altos salarios de algunos como Bale, que amenaza con volver

Bale amenaza con volver para cumplir su último año de contrato
Bale amenaza con volver para cumplir su último año de contrato | AFP

La política de ahorro del Real Madrid se va a encontrar con las mismas dificultades que las del verano pasado. Ahora no es prioritario hacer caja con las ventas, ahora el objetivo es ahorrar dinero en sueldos para cuadrar las cuentas. El problema para vender es que los jugadores que pone en el mercado lo están por su bajo rendimiento, a lo que se suma los altos salarios que perciben y que echan atrás a los posibles clubes interesados.

El Real Madrid ha elaborado una lista de jugadores prescindibles, pero entre el precio que puede poner a cada traspaso más los sueldos que aspiran mantener los interesados en sus nuevos destinos, complican la operación salida. Ya se vio la temporada pasada con James Rodríguez, al que acabó regalando al Everton para ahorrarse el sueldo de colombiano, unos 15 millones brutos por el año que le quedaba de contrato. Acabó vendiendo a una promesa como Achraf, una de las sensaciones ahora de la Serie A, para hacer caja.  

BALE A LA CABEZA

El mejor ejemplo de las dificultades que se le presentan al club madridista lo tiene en Gareth Bale. Un jugador que llevaba dos años intentando vender, pero no llegó ninguna oferta definida salvo consultas de algunos clubes sobre el precio y salario del jugador. El Madrid fue bajando sus pretensiones y al final aceptó cederlos asumiendo la mitad de su salario. Pero Bale ya no es aquel joven explosivo y contundente, tiene 31 años y un historial de lesiones que asusta. Tal es la situación que el Tottenham no lo quiere el año que viene y el galés amenaza con volver para cumplir su último año de contrato y sacarle otros 30 millones de euros al club blanco.

La mejor solución es vender a la baja para ahorrar dinero en sueldos altos. Ramos, por ejemplo, tendrá 35 años y aspira ganar lo mismo que con 29, otros 25-30 millones de euros y encima multiplicado por dos años. Isco, Ceballos, Bale, Jovic, Marcelo, Odriozola, Mariano, Mayoral o Brahim están en el mercado. Al Madrid le vendría de perlas vender para hacer caja y afrontar la renovación de la plantilla, pero la situación es atípica por la crisis económica con clubes tiesos que buscan gangas y no jugadores en baja forma cuyos sueldos son demasiado altos. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil