El Real Madrid acaba pidiendo la hora

Un error de Courtois permitió a Gerard Moreno igualar de penalti el gol inicial de Mariano

Take Kubo tuvo el 2-1 en sus botas en el tiempo de descuento. Hubiera sido la guinda...

El Real Madrid acabó pidiendo la hora en La Cerámica para salvar un punto ante un Villarreal que apretó hasta el último suspiro en busca de la remontada. El equipo que dirige Zinedine Zidane dominó con comodidad durante una hora el juego y el marcador, gracias al madrugador gol de Mariano, pero en el último tramo lo pasó muy mal. Un error de Courtois permitió a Gerard Moreno igualar desde el punto de penalti y abrió un nuevo encuentro en el que el Villarreal aprovechó el cansancio blanco para lanzarse a por la victoria. Take Kubo pudo poner la puntilla en el descuento. Hubiera sido la guinda...  

Xavi Canals

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

VIL

1-1

RMA

Villarreal

Asenjo; Mario Gaspar (Rubén Peña, 89'), Raúl Albiol, Pau Torres, Pedraza (Estupiñán, 61'); Trigueros (Yeremi, 61'), Parejo, Iborra, Moi Gómez (Take Kubo, 89'); Gerard Moreno y Bacca (Chukwueze, 61').

Real Madrid

Courtois; Dani Carvajal, Varane, Nacho, Mendy; Modric, Kroos; Lucas Vázquez, Odegaard (Isco, 65'), Hazard (Vinicius, 65'); y Mariano (Marco Asensio, 85').

Goles

0-1 M.2 Mariano. 1-1 M.76 Gerard Moreno (p).

Árbitro

Hernández Hernández (canario). TA: Yeremi (91') / Nacho (68'), Kroos (93').

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 10 de LaLiga Santander disputado en La Cerámica sin público por la Covid 19.

Cuestionado por parte del entorno del Real Madrid, acertó en esta ocasión Zidane con la elección y, especialmente, la disposición de sus piezas. El técnico francés tenía todo un puzzle por completar y lo encajó a la perfección para contrarrestar la apuesta de su colega, Unai Emery.

El entrenador del Real Madrid dispuso un inhabitual 4-2-3-1 con el que igualó fuerzas en el centro del campo, al tiempo que fijó a los dos laterales del Villarreal, Mario Gaspar y Pedraza, con los que el técnico groguet pretendía torpedear el sistema defensivo visitante.

El tándem Modric-Kroos dio consistencia al equipo blanco tanto en la fase defensiva como en la ofensiva, mientras que Lucas Vázquez y Hazard se presentaban como una amenaza constante en colaboración con Dani Carvajal y Mendy, especialmente el primero, que ofrece otra dimensión ofensiva al conjunto madridista.

Killer Mariano

La primera incorporación del gallego acabó en gol. Centro al corazón del área y aparición de Mariano a la espalda de Raúl Albiol para enviar el cuero a la red con un académico cabezazo en plancha. Una acción de '9' puro que abre interrogantes sobre el ostracismo que vive el de Montcada desde su llegada a la 'casa blanca'.

El gol no estuvo exento de polémica, por un fuera de juego posicional de Lucas Vázquez en el inicio de la jugada que el juez de línea advirtió sin que Hernández Hernández ni el VAR lo consideraran. Los futbolistas del Villarreal reclamaron que se habían desentendido de la jugada al ver la señalización del fuera de juego, pero las protestas fueron en vano.

El tanto subió al marcador para cambiar el guión previsto, dando confianza y tranquilidad a la puesta en escena del Real Madrid y sembrando de precipitación y dudas la estrategia del Villarreal. Tanto es así, que Courtois se convirtió en un espectador de lujo en una de las primeras partes más plácidas para el conjunto blanco en lo que llevamos de LaLiga Santander.

Cambio de escenario

Pero claro, la inactividad de algunos sumado al cansancio acumulado por los internacionales empezó a pasar factura a un Real Madrid que perdió consistencia en el momento en que Emery movió el banquillo y metió piezas de refresco sobre el césped.

Chukwueze, Yeremi y Estupiñán ingresaron en el terreno de juego para dar verticalidad al ataque local y la defensa blanca empezó a hacer aguas, con un Nacho impreciso y un Dani Carvajal desbordado.

Parejo dio el primer aviso tras una fulgurante internada de Estupiñán y Chukwueze cambió el partido sacándole un claro penalti a Courtois. Gerard Moreno no falló y restableció la igualdad, abriendo un nuevo partido de 15 minutos.

El Villarreal vio al Real Madrid contra las cuerdas y se fue a por la victoria. Estupián se convirtió en un puñal por la banda izquierda. Iborra se agigantó. Y Chukwueze volvió loca a la defensa con su movilidad, abriendo espacios para un Gerard Moreno que se acabó siendo una constante amenaza de gol.

De hecho, el de Santa Perpetua tuvo el 2-1 en sus botas tras una recuperación de Iborra, pero esperó tanto el balón que acabo dando tiempo a Varane a llegar para impedir su remate.

Take Kubo pudo apuntillar al equipo que le paga en el descuento, pero Nacho lo evitó in extremis con Coutois ya superado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil