Sport.es Menú

El Ajax limpia de la Champions a un horrendo Real Madrid

Los blancos desperdiciaron su ventaja de la ida en una de las noches más tétricas para el madridismo

Tadic capitaneó a un Ajax que obtuvo el premio a su valentía y que clausura la temporada del Madrid

El Ajax goleó al Real Madrid en una noche histórica para el conjunto holandés, que le metió un 1-4 al vigente campeón de Europa en un partido sublime | Mediapro

Se acabó. El Real Madrid 2018-2019 ha desaparecido. En solo siete días, entre el Barça y el Ajax han descuartizado la esperanza madridista de títulos. Triplete de fracasos para Solari, Florentino Pérez, Bale, Benzema... Triunfo incontestable de un Ajax magistral que mereció llegar a los cuartos de final de la Champions League.

FICHA TÉCNICA

Champions League

RMD

1-4

AJA

Real Madrid

Courtois; Carvajal, Nacho, Varane, Reguilón; Casemiro (Valverde, 87'), Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Bale, 29'), Vinícius Jr. (Marco Asensio, 34') y Benzema.

Ajax

Onana; Mazraoui, (Veltman, 80') De Ligt, Blind, Tagliafico; Schöne (De Wit, 73'), Van de Beek, De Jong; Ziyech, Neres (Dolberg 73') y Tadic.

Árbitro

Felix Brych (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Carvajal y Nacho (2, 93'), por el Real Madrid, y a Mazraoui, por el Ajax.

Goles

0-1 M. 7 Ziyech. 0-2 M. 18 Neres. 0-3 M. 62 Tadic. 1-3 M. 70 Marco Asensio. 1-4 M. 72 Schöne.

Incidencias

Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League, disputado en el Santiago Bernabéu ante 77.013 espectadores.

En este momento, el club blanco es una ruina futbolística, ya ni agarrado a ese clavo ardiendo de los últimos años. En una semana, todo se ha ido al garete. Se avecinan días durísimos para los partidarios del madridismo, obligados a refugiarse en el placebo del basket -y tampoco últimamente- ante una crisis en la que rodarán cabezas. 

Con 1-2 en la ida, el embrujo de un Bernabéu hasta los topes y la necesidad de asegurar el pase a cuartos, nadie podía imaginarse la peor de las pesadillas. Pero el Ajax, imponiendo su estilo, supo hacerla realidad ya en la primera parte. Frente a los holandeses, un Madrid desquiciado, desconectado, sin ideas y sin soluciones a medida que pasaban los minutos.

Solari solo cambió dos cromos respecto al once que perdió –por segunda vez en cuatro días- contra el Barça. El obligado de Nacho por el sancionado compulsivo Sergio Ramos. Y el de Lucas Vázquez por Bale, tras el descanso el gallego el pasado sábado. El Bernabéu, volcado y un primer remate de Varane a la cruceta. Dos detalles para la confianza blanca.

PRIMERA ANDANADA

Pero quien no tenía esa confianza era Kroos, ese hombre que no sabe quién es Bernd Schuster. Seguro que el nibelungo no hubiera permitido el traje que le hizo Tadic en el primer ataque ‘ajacied’, con pase de la muerte a Ziyech y primer torpedo al fondo de la red de Courtois.

Alarma en Chamartín. Ese era el único comodín, haciendo valer los goles en campo contrario. Erik ten Hag y los suyos siguieron en su línea, mientras la sociedad Lucas Vázquez-Varane era la única que proponía en el equipo local. Esta vez, el gallego buscó al francés desde la banda izquierda y este envió a las manos de Onana.

Pero había una guerra en la que no estaba el Madrid, la del centro del campo. Modric imploraba calma a los suyos poco antes de que Dusan Tadic se exhibiera con una ruleta invertida ante Casemiro, buscara un pase en profundidad y encontrara al brasileño Neres, quien no perdonó a Courtois.

Minuto 18. Sí, minuto 18. Nubarrones sobre Chamartín en aumento y primeros pitos. De Jong, futuro barcelonista, era el amo de la zona ancha, con Tadic saliéndose y Neres perdonando el 0-3. Pero si la cosa estaba mal para los de Solari, aún podía ir peor. En cinco minutos, Lucas Vázquez y Vinícius Jr. se rompieron. Bale y Marco Asensio al pasto, buscando ese gol que el Real Madrid no encuentra ni en los sobres de cromos.

NO 'BALE'

Un nuevo examen para aquel jugador que llamaban ‘Expreso de Gales’, preocupado por girar el ambiente en contra que se ha ganado a pulso. Envió un balón al palo y evidenció que la suerte no le acompañaba, mientras el run run crecía en la grada. Un desastre en toda regla, con la esperanza de reaccionar tras un descanso más que buscado por los blancos.

Eliminatoria perdida, dos cambios realizados… e Isco y Mariano en la grada por obra y gracia de Solari, el mismo que en Madrid algunos habían osado bautizar como ‘el nuevo Zidane’. Tocaba apelar a espíritus para meterse en la eliminatoria y Marco Asensio y Benzema lo probaron en los primeros cinco minutos. Agua.

Mientras, los ‘ajacied’ seguían tranquilos, amenazando con la calidad de Tadic y con Van de Beek cada vez más adelantado. El ‘6’ del Ajax lamentó que Ziyech no le regalara el 0-3 en una nueva contra visitante, al filo del cuarto de hora. Es el sello de identidad de un equipo valiente, atacante, descarado. Un sello de décadas.

PORFÍA, VAR... Y GOL

Y llegó el minuto 62. Ataque del Ajax culminado con golazo de Tadic. El 0-3 que podía ser el tocado y hundido, pero antes, en una lucha en la banda entre Reguilón y Mazraoui, este parecía salvar el cuero antes de que saliera totalmente, aunque la imagen televisiva abría la duda del VAR. Después de tres minutos, Bastian Dankert, el responsable del videoarbitraje, dictó sentencia y consideró que el balón no había salido del todo. Gol válido.

Lío gordo en Chamartín, pero con 25 minutos por delante, aún quedaba tela por cortar. El Real Madrid necesitaba en ese momento tres goles para el milagro. Y la primera sílaba la pronunció Marco Asensio, tras un servicio de Reguilón. El balear logró superar a Onana e invitó a creer al madridismo.

Pero el Ajax respondió sacando los colores al mismísimo Courtois, otrora portero imbatible. Falta lateral, chut directo del danés Schöne y tremenda e imperdonable cantada del internacional belga, para hundir cualquier atisbo de esperanza. 1-4. Sí, como leen, 1-4.

Y QUERÍAN MÁS

Los resignados incondicionales blancos empezaban a desertar de las gradas, ante la culminación de los ‘siete días de oro’ del Real Madrid, en los que ha hecho su particular triplete. Sin Copa, sin Liga y sin Champions. A todo esto, el Ajax buscaba el quinto e incluso De Ligt remataba con codicia los córners.

El colmo del despropósito blanco fue un error de De Jong con pase de Modric a Benzema, quien resbala como Buster Keaton en las películas de cine cómico que veíamos de pequeños. El equipo ‘ajacied’ se sumó a la fiesta y Ziyech perdonó a bocajarro tras otro servicio de Tadic.

¿Podía haber más castigo para los blancos? Pues sí. Con los cambios agotados, Bale cayó mal en un salto y se torció el tobillo. Solari no le dejó que se fuera del campo pese a estar roto. Y para postre –qué noche para el Madrid-, Nacho se ganó dos amarillas en 30 segundos y se fue al vestuario. Desastre total. El campeón de Europa fue una sombra a manos de un Ajax justo vencedor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil