El VAR vuelve a protagonizar la victoria del Madrid

Los blancos consiguieron los tres puntos de nuevo con un gol desde el punto de penalti de Ramos

El Madrid se escapa en el liderato en un partido que el Athletic tuvo por su mano en la primera parte

El Madrid agarra la Liga con el protagonismo del videoarbitraje en las últimas jornadas de competición. Los blancos no fallaron en San Mamés y se escapan en el liderato respecto al Barça. Sergio Ramos volvió a ser el autor del solitario gol de los suyos, de nuevo desde el punto de penalti, y de nuevo, con una acción en la que el protagonista fue la incidencia del VAR en la decisión del árbitro.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

ATH

0-1

RMA

Athletic

Simón, Iñigo Martínez, Yeray (Unai Núñez, 20'), Yuri, Capa, Dani García (Villalibre, 79'), Unai López (Vesga, 62'), Munian, Córdoba (De Marcos, 62'), Raúl García e Iñaki Williams (Sancet, 79')

Real Madrid

Courtois; Carvajal, Militao, Ramos, Marcelo; Casemiro, Valverde (Kroos, 84'), Modric; Rodrygo (Lucas Vázquez, 73'), Asensio (Vinicius, 73') y Benzema (Jovic, 93')

Gol

1-0 M.73 Sergio Ramos (p).

Árbitro

José Luis González González. (Castellano-leonés). VAR: Jesús Gil Manzano (C. Extremeño). TA: Raúl García (39'), Dani García (72'), Muniain (93'), Yuri (93') / Sergio Ramos (90'), Casemiro (92'), Militao (93'), Courtois (93')

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 34 de LaLiga Santander disputado en el estadio de San Mamés de Bilbao a puerta cerrada.

A unos 20 minutos del final del encuentro, una acción muy rápida entre Dani García y Marcelo acabó en la sala del VOR y Gil Manzanó avisó a González González para que la fuera a revisar. El colegiado del encuentro miró al monitor y apreció un pisotón del centrocampista en su intento de proteger el balón, que sancionó como penalti. Ramos no tembló y transformó su 19º penalti consecutivo y el 10º tanto de esta temporada.

Instantes más tarde, otro pisotón de Ramos a Raúl García sin que el balón estuviera a distancia de juego, provocó las protestas airadas de los leones, que no pudieron poner emoción a LaLiga y no estaban contentos con las decisiones del colegiado.

Madrid y Athletic, en un partido muy igualado hasta el gol blanco, saltaron al caluroso y soleado estadio bilbaíno con mucha prudencia, sabiendo lo que había en juego. Los leones, en su pugna por plazas europeas, entendían su responsabilidad, pero también luchaban por su necesidad de puntos.

Zidane planteó el choque con bandas renovadas con Rodrygo y Marco Asensio. Pese a que el mallorquín fue el primero en avisar desde un tiro libre en la frontal del área, le costó entrar en el juego en su primera titularidad después de su grave lesión. Aun así, Asensio pronto leyó bien el partido y basculó hacia el centro, dejando las internadas para Marcelo. A medida que avanzó el partido se atrevió más y su mayor peligro llegó con los centros al área que por poco no permitieron que Benzema o Rodrygo avanzaran a los suyos. Finalmente, se convirtió, junto a Williams, en los mejores del partido, por sus incidencias en ataque.

El vasco, de hecho, protagonizó la mayoría de jugadas del Athletic, con su desequilibrio constante, pero el Madrid se salvó por la presencia de Militao, que cerró sus las internadas llegando a las coberturas con velocidad. El brasileño, que sustituía a un lesionado Varane, terminó el partido con nota y salvando en más de una ocasión el que pudo ser el punto de inflexión para los locales.

Para aprovechar la velocidad de Williams y la profundidad de Ander Capa, el Atlethic buscaba la espalda de Marcelo, mientras que el Madrid encontraba el peligro en la banda contraria, con Rodrygo, hasta que Asensio se desató.

Raúl García protagonizó la oportunidad más clara de la primera parte con un cabezazo que hizo trabajar a Courtois, en un momento en que el Athletic creaba desde atrás, y el Madrid se encontraba a la expectativa de un error de los rojiblancos para atacar con desorden rival y desde una línea más avanzada.

En defensa, ambos equipos trataron de cortar taxativamente las posibilidades de ataques rápidos, que fue cuando se creaba más peligro en campo contrario.

El Madrid entró en la segunda parte mejor plantado y se encontró a unos hombres de Garitano que entraron desenchufados después del descanso, hasta que entraron algunas piernas frescas del banquillo local y aceleraron el encuentro.

on un partido casi roto, los ataques de ambos fueron constantes y el triunfo podía decantarse para cualquier lado, hasta que el VAR destinó que fuera hacia el lado visitante.

En los instantes finales y con el resultado a favor, el Athletic, con ataques a la desesperada, se encontró a un Madrid replegado que se centró en sellar los tres puntos que saben ya casi a media Liga, aunque también tuvo alguna oportunidad para sentenciar el encuentro delante de una defensa vasca rota y desesperanzada, con muchas protestas y enfrentamientos con jugadores blancos que no ayudaron a dar la vuelta al marcador.

Finalmente, la decisión en Las Rozas no permite ninguna sorpresa en la tabla y el Barça tendrá solo la oportunidad de mantener la distancia de cuatro puntos que les separan. Una distancia que ya solo depende de los blancos para que se reduzca, que ya llevan un pleno de siete victorias tras el parón por el coronavirus.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil