El Real Madrid vislumbra los octavos tras la inmolación del Inter

Un penalti inocente de Barella a Nacho y la autoexpulsión de Arturo Vidal desnivelaron la balanza en el primer tiempo

El equipo de Zidane vivió un partido muy cómodo y no notó las ausencias

El Madrid se acerca al liderato de su grupo tras la victoria ante el Inter | MEDIAPRO

El Real Madrid ejerció el papel de espectador privilegiado de la inmolación del Inter de Milán. Si en el anterior partido disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano el equipo de Antonio Conte se disparó una vez en el pie (un error de Achraf permitió que el equipo de Zinedine Zidane abriera el marcador), en esta ocasión los madridistas se limitaron a sacar petróleo de dos descomunales errores del conjunto interista. Un inocente penalti a Nacho provocado por Barella nada más arrancar el partido y una posterior autoexpulsión de Arturo Vidal en el minuto 33 fueron determinantes y permitieron que los blancos puedan vislumbrar ya los octavos de final una vez olvidados sus dos tropiezos iniciales en la competición.

FICHA TÉCNICA

Champions League

INT

0-2

RMA

Inter de Milán

Handanovic, Achraf (Alexis Sánchez, 63'), Skriniar, De Vrij, Bastoni (D'Ambrosio, 46'), Young, Barella, Gagliardini (Sensi, 78'), Arturo Vidal, Lautaro Martínez (Perisic, 46') y Lukaku (Eriksen, 86').

Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Nacho, Mendy, Modric, Kroos, Odegaard (Casemiro, 58'), Lucas Vázquez, Mariano (Rodrygo, 58') y Hazard (Vinicius, 78').

Goles

0-1, Hazard, de penalti (6'). 0-2, Rodrygo (59').

Árbitro

Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó a Gagliardini (19') y Sensi (86'). Expulsó a Arturo Vidal (33') por doble amonestación por sus reiteradas protestas.

Incidencias

Partido correspondiente a la 4ª jornada de la fase de grupos de la Champions League disputado en el estadio de San Siro a puerta cerrada. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Diego Armando Maradona.

Esos dos fallos lastraron las opciones del Inter, que afrontaba el partido todavía más exigido que su rival. La salida del Real Madrid fue buena, pero el penalti de Barella, que provocó la caída dentro del área de Nacho al tocarle por detrás de forma inocente, resultó una bendición. Hazard no desaprovechó el regalo y puso el 0-1 en el marcador cuando sólo se llevaban 6 minutos de partido. El partido se le ponía de cara al equipo de Zidane, que siguió insistiendo en los minutos siguientes y dispuso de un par de buenas ocasiones para aumentar su ventaja.

poste

El gol dejó tocado al Inter, que pocos minutos después vio cómo Lucas Vázquez estrellaba un balón en el poste y Mendy se plantó ante Handanovic en una situación inmejorable para marcar, aunque el francés optó por la peor decisión y buscó el centro hacia ningún compañero.

El equipo interista apenas dio señales de vida en ataque. Le costó coger el pulso al partido, aunque cuando mejor estaba sobre el terreno de juego llegó la segunda acción que sirvió para decantar definitivamente la balanza en favor de los intereses madridistas. Arturo Vidal cayó dentro del área y reclamó vehementemente que había sido derribado por Varane. Tan ostensibles y reiteradas fueron sus protestas que al final el colegiado inglés tuvo la excusa perfecta para expulsarle. El VAR, para colmo, tampoco le dio la razón, ya que el central francés tocó primero el balón.

El Inter se quedó con diez jugadores por la autoexpulsión del centrocampista chileno y con casi una hora por delante sus opciones de remontar se antojaban muy remotas teniendo en cuenta la situación.

sentencia

Sorprendió también que en el descanso Conte apostase por un doble cambio (dio entrada a D'Ambrosio y Perisic) con Lautaro Martínez como uno de los dos sacrificados. Una montaña demasiado alta para aspirar a escalarla. El Inter estaba claramente contra las cuerdas y su sentencia definitiva llegó en el minuto 59. En su primera intervención nada más entrar en el campo, Rodrygo marcó el 0-2 al aprovechar un centro medido de Lucas Vázquez al segundo palo.

El partido estaba decidido y el Inter era perfectamente consciente de ello. El Real Madrid acabó sumando su segunda victoria en la competición, las dos ante el cuadro interista, y ya tiene los octavos de final al alcance de la mano tras su pésimo arranque. En San Siro ni siquiera notó las ausencias de peso (Benzema o Sergio Ramos) con las que afrontaba el partido. Muy poco Inter (Courtois hizo su primera parada en el 82'), que además se pegó dos tiros en el pie de forma incomprensible.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil