Real Madrid, finalista Champions por sus remontadas sobre la campana

Real Madrid, finalista Champions por sus remontadas sobre la campana

Los jugadores madridistas celebran su pase a la final de la Champions
Los jugadores madridistas celebran su pase a la final de la Champions | sport

Estaba eliminado faltando 14’ minutos contra el PSG, 16’ con el Chelsea y 3’ ante el Manchester City

En los 600 minutos de las eliminatorias fue por detrás el 40,16% de los minutos y por delante, el 30,66%

Las remontadas del Real Madrid en las tres eliminatorias de la Champions League no obedecen a las reglas de la lógica. No hay explicación salvo que se busquen razones místicas o sicológicas como la freudiana del subconsciente, “esa región de la psique, escenario del sueños y visiones, que no se gobierna conforme a la razón” como explica el escritor Fernando Aramburu. No hay otra manera de razonar con palabras cómo los jugadores del Real Madrid fueron capaces de superar situaciones tan adversas para plantarse el día 28 en París.

Los blancos dejaron en el camino a tres de los cuatro favoritos a ganar el título, el cuarto es el rival de la final, el Liverpool. Estuvo eliminado en los tres partidos de vuelta faltando 14 minutos para el final ante el PSG (perdía 0-2), 16’ ante el Chelsea (2-3) y ¡3’! contra el City (4-5). Fue capaz de meter en esos 23 minutos 5 goles, y otros 2 en las prórrogas ante los equipos ingleses para cerrar el pase a las siguientes rondas. Es cierto que una remontada puede responder a tener un buen día, pero tres y ante rivales tan poderosos sugieren buscar otro tipo de explicaciones y no a la casualidad o la suerte.

EL RIVAL MÁS PELIGROSO

De los 600 minutos que ha jugado el Real Madrid en las tres eliminatorias, incluidas las prórrogas ante el Chelsea y el City, los blancos fueron por detrás el 40,16% de los minutos y por delante el 30,66%. Un dato relevante para darse cuenta de que los de Ancelotti estuvieron más tiempo de lo que se piensa en disposición de pasar el corte. Los derrotistas que miran con ojos críticos al Madrid hagan lo que hagan, fue siempre inferior a sus rivales pero no es así. Los marcadores son los que cambian la mentalidad y obligan a dar un paso adelante cuando están en contra, y los blancos han demostrado que en situaciones extremas son el equipo más peligroso del planeta.

Mención especial tiene Karim Benzema en todos estos episodios. El Madrid marcó 14 goles en los seis partidos y encajó 11. El delantero francés marcó 10 en esos 6 partidos. Le hizo 3 al PSG, con el suplemento de que fueron en 17’ minutos, 4 al Chelsea y 3 al City. Pero el dato definitivo de la importancia de Benzema es que fue el autor de los tres goles que decidieron las tres eliminatorias. Su presencia ha sido mágica para los suyos y un zote para los tres rivales que no han sabido frenar su acierto para conducir a los suyos a París.

Temas