Sport.es Menú

El Real Madrid demuestra su impotencia en Villarreal

Bakambú y Soldado celebran el 1-0 favorable al Villarreal frente al Real Madrid
Bakambú y Soldado celebran el 1-0 favorable al Villarreal frente al Real Madrid | sport

El Real Madrid fracasó en su pretensión de acercarse al FC Barcelona en la Liga. En su visita a El Madrigal, perdió ante el Villarreal (1-0) con una muestra de indolencia, primero, y de impotencia, después. Fue incapaz de remontar el gol de Soldado encajado en el minuto 9. 

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA 2015/16

VILLARREAL CF

1-0

REAL MADRID CF

VILLARREAL CF

Areola; Bailly, Ruiz, Musacchio, Costa, Bruno (c), Trigueros (Pina, 90'+2'), Jonathan, Denis, Soldado (Nahuel, 82') y Bakambu.

REAL MADRID CF

Keylor Navas; Marcelo (Jesé 88'), Pepe, Sergio Ramos (C), Danilo, Casemiro (Kovacic, 78'), Modric (Isco, 78'), James, Bale, Cristiano y Benzema.

GOLES

1-0, Soldado, Min. 9. Bruno le roba el balón a Modric, habilita a Bakambú para que asista a Soldado quien se adelanta a Ramos para fusilar a Navas.

ÁRBITRO

Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró tarjetas a Marcelo (30') por protestar una falta; a Sergio Ramos (65') por una falta sobre Mussachio; a Bailly (71') por una disputa con James Rodríguez; a Denis Suárez (90'+2') por una falta sobre Kovacic.

INCIDENCIAS

Estadio de El Madrigal, 20.468 espectadores.

Sorprendió la actitud con la que salió a jugar el Real Madrid en El Madrigal, después del segundo fiasco del Barcelona en una semana y del triunfo del Atlético. Era una ocasión perfecta para recortar terreno, pero esa lectura la hizo el Villarreal y no el equipo de Rafa Benítez, aunque presentaba a la 'BBC' Benzema-Cristiano-Bale. 

La salida en tromba del Villarreal, que combinaba su fútbol trenzado y vertical con una presión inteligente, ya provocó un disparo al poste de Jonathan Dos Santos después de un jugadón de Bakambú con caño incluido a Sergio Ramos (3').

Apenas había realizado Marcelo un centro al área de Areola cuando el Villarreal exprimía la indolencia madridista. Bruno recuperó el esférico sobre un blando Modric y envió sobre Bakambú, quien intuyó la llegada al punto de penalti de Soldado. Este se adelantó a un lento Sergio Ramos para fusilar a Keylor Navas en el 1-0 (9').

El Villarreal tiene fútbol y su entrenador Marcelino varios planes; y con la ventaja en el marcador se replegó un tanto para obligar al Real Madrid a tomar la iniciativa, dejar espacios y seguir explotando la habilidad de Bakambú para aparecer entre líneas.

MADRID SIN RITMO

El equipo de Benítez seguía al 'tran tran' tocando sin criterio ni profundidad, y solo las faltas le permitieron frenar las incursiones del 'Subamarino amarillo' pues la 'BBC' y casi todo el centro del campo se despreocupaban en la presión.

El Real Madrid se puso a picar piedra para disputar la posesión del balón y el primer fruto fue una llegada de Gareth Bale por la banda derecha. Su centro lo remató a las nubes Karim Benzema, pero por vez primera el Real llevó sensación de peligro al área del Villarreal.

La respuesta de los castellonenses fue fulminante y Bakambú le arrancó los dorsales a Pepe y a Sergio Ramos con sus apariciones, amparado en el fútbol de Bruno y Trigueros y la capacidad de presión de todo el equipo.

Primero, en una carrera del congoleño que finalizó con un remate un tanto cruzado. El Madrigal ya cantaba el segundo (27'). y un poco después, cuando Trigueros le birló la cartera a Ramos y habilitó a Bakambú de nuevo para que se revolviera en la frontal y disparara alto (36').

El Real Madrid recibió casi con alegría que Undiano Mallenco señalara el final del primer tiempo sin añadir un segundo pues la victoria mínima del Villarreal era un botín corto para sus méritos.

aprieta el real

O Rafa Benítez leyó la cartilla o la plantilla le vio las orjas al lobo, pero el Real Madrid salió con una actitud totalmente diferente tras el descanso. Así, el arranque del segundo tiempo fue igualmemnte intenso pero con intercambio de golpes en ambas áreas, especialmente en la del Villarreal.

La carga del Real Madrid fue tremenda. Frente al trallazo de Soldado desde la frontal que Keylor Navas envió a córner (50') la respuesta merengue fue contundente. Bale recibió un balón por error de Bruno en la derecha del ataque y habilitó a Benzema que tiró fuera (48').

Un minuto después Cristiano Ronaldo llegaba al área y Mussachio se lo llevó por delante. El portugués, no sin razón, reclamó penalti. De nuevo Benzema remataba fuera un gran centro de Bale (49'), ahora desde la izquierda y ya en el 55' Areola sacaba una espectacular mano a un disparo del galés que olía a gol.

Fue una media hora de agobio para el Villarreal, sin posibilidad para controlar el esférico y hacer correr al rival como había hecho en el primer periodo. Benzema tuvo otra clarísima ocasión en un remate de cabeza que el francés envió fuera de manera incomprensible (73'). El juego subterráneo se intensificó y las parejas de baile James Rodríguez-Bailly y Ramos-Soldado echaron chispas.

ÚLTIMO ARREÓN

El Real Madrid estaba funcionando bien pese a no encontrar el gol y Rafa Benitez tardó en mover el banquillo. Fue en la recta final, en el minuto 78, cuando Isco y Kovacic relevaron a Modric y Casemiro para dar oxígeno al mediocampo.

El Madrigal enmudeció con una nueva llegada 'blanca', esta vez con un espectacular slalom de James Rodríguez quien tras conducir, amagar y recortar con la zurda disparó con la derecha, fuera por muy poco (80').

Marcelino movió su primera ficha a los 82 minutos retirando a Roberto Soldado por Nahuel: pieza por pieza para seguir respaldadndo a Bakambú. Y poco después Bailly, que había quedado lesionado en el hombro tras el choque con James, se tuvo que ir en el 84' cediendo su plaza en el lateral a Rukavina.

La imagen más clara de la extraña situación que vive el Real Madrid, entre la impotencia y la indolencia, fue la lesión muscular de Marcelo. El brasileño tuvo que retirarse de urgencia, en medio de la impotencia del equipo para dar la vuelta a un gol encajado en el minuto 9.

El Real desaprovechaba una ocasión de oro tras el tropiezo del FC Barcelona con el Depor y quedaba retratado frente a su rival ciudadano, el Atlético que tumbó al Athletic. Y todo esto cuando todavía no ha cerrado el fiasco del 'caso Cheryshev' en la Copa...

Rafa Benítez tiene, cada vez, más explicaciones que ofrecer al madridismo y a Florentino Pérez.

  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil