Al Real Madrid se le complican hasta los partidos más plácidos

Los blancos ganaban por 3-0 con goles de Benzema, Hazard y Modric, pero un error de Areola permitió la reacción del Granada

El 3-2 metió el miedo en el cuerpo al equipo madridista, que volvió a dejar muchas dudas sobre su solidez defensiva

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, presumió en la víspora que el partido tenía como principal aliciente el hecho de que en el Santiago Bernabéu se medían el primero y el segundo de la clasificación, pero el desarrollo del mismo no confirmó esta premisa. El conjunto madridista se encontró toda clase de facilidades para superar el examen ante su afición y no desaprovechó los regalos de un Granada que salió a jugar demasiado impresionado por el escenario, además de mostrarse inofensivo en ataque y muy blando en defensa. Eso sí, al equipo de Zidane le entra el tembleque y le asaltan las dudas incluso en los partidos que domina de forma plácida. Tras ponerse con un 3-0 a su favor con sólo media hora por disputar, el Granada fue capaz de recortar distancias en dos jugadas que pusieron en entredicho a la zaga blanca. Los blancos acabaron pidiendo que el árbitro señalara el final del encuentro.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander 2019/2020

RMA

4-2

GRA

Real Madrid

Areola, Odriozola, Varane, Sergio Ramos, Carvajal, Fede Valverde, Casemiro, Kroos (Modric, 34'), Bale (James Rodríguez, 83'), Benzema y Hazard (Isco, 70').

Granada

Rui Silva, Víctor Díaz, Duarte, Germán, Neva, Azeez (Vadillo, 51'), Yangel Herrera, Montoro (Gonalons, 6'), Antonio Puertas, Machís y Soldado (Carlos Fernández, 64').

Goles

1-0, Benzema (2'); 2-0, Hazard (45'); 3-0, Modric (61'); 3-1, Machís, de penaalti (67'); 3-2, Duarte (77'); 4-2, James Rodríguez (92').

Árbitro

Jaime Latre (Comité aragonés). Amonestó a Casemiro (43'), Carvajal (54'), Germán (54'), Soldado (56'), Areola (67'), Herrera (72'), Duarte (73'), Puertas (80') y James Rodríguez (92').

Incidencias

Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu en presencia de 70.315 espectadores.

Nada más ponerse el balón en juego, los blancos se encontraron con el 1-0. En su primer acercamiento a la portería de Rui Silva, Bale supo buscarle las cosquillas a la defensa visitante con un pase al segundo palo con el exterior del pie y Benzema no desaprovechó el regalo.

un rival bisoño

El gol espoleó a los madridistas, que parecieron dispuestos a resolver el compromiso por la vía rápida aprovechando la bisoñez inicial que exhibieron los andaluces. Fede Valverde puso a prueba al meta visitante con un cabezazo a centro de Benzema (16') y posteriormente Carvajal desaprovechó un claro mano a mano ante Rui Silva (26').

Por su parte, el Granada apenas dio señales de vida en el área de Areola. Dos disparos desviados de Puertas (18' y 39') fueron sus únicos acercamientos en todo el primer tiempo.

Tan cómodo se encontró el Madrid que en algunas fases de la primera mitad pareció levantar el pie del acelerador, contemporizando demasiado. Uno de los desaparecidos era precisamente Hazard, que apenas intervino en todo el primer tiempo, siguiendo la misma línea que en sus anteriores partidos. Pero un regalo de Duarte permitió que el belga se estrenase por fin en la Liga instantes antes del descanso. El central del Granada regaló un balón a Fede Valverde y éste prolongó hacia Hazard, que superó por alto la salida del meta visitante con una vaselina.

zapatazo

El 2-0 parecía definitivo, pero con este Real Madrid nada se puede dar por sentado. Ni siquiera cuando delante tiene un rival que ya se ve derrotado. Y eso que los blancos se pusieron en el minuto 60 con 3-0 a su favor después de que Modric marcara un golazo con un zapatazo desde la frontal.

Un grave error de Areola -se mantiene una semana más el debate de la portería- permitió que el Granada se metiera de nuevo en el partido. El meta francés se dejó robar la cartera en una acción en la que lo tenía todo a favor, y al intentar despejar el balón derribó de una patada a Carlos Fernández. El clamoroso penalti fue transformado por Machís (67'). Y diez minutos después Duarte marcaba el 3-2 y metía el miedo en el cuerpo al equipo de Zidane tras un córner mal defendido por los locales.

De ahí al final el Granada tuvo alguna opción para empatar y el Madrid para sentenciar, pero Zidane y los suyos sólo pudieron respirar aliviados cuando en el descuento James hizo subir el 4-2 al marcador aprovechando una asistencia de Odriozola tras un rápido contragolpe.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil