Sport.es Menú

Marco Asensio y poco más

El Real Madrid solventó el partido contra el Espanyol gracias a un gol del mallorquín que el colegiado dio por bueno tras ser examinado por el VAR

Borja Iglesias dispuso de una gran ocasión para empatar tras un inesperado regalo de Sergio Ramos, pero su disparo de vaselina se estrelló en el larguero

Marco Asensio da los tres puntos al Real Madrid | LALIGA

El Real Madrid sumó los tres puntos ante un voluntarioso Espanyol gracias a un solitario gol de Marco Asensio en la recta final del primer tiempo, anulado primero y concedido después por el colegiado Mateu Lahoz después de que el VAR descartase el fuera de juego. El equipo de Julen Lopetegui se reencontró con la victoria en la Liga, pero su juego estuvo muy lejos del gran nivel que exhibió ante la Roma. Los blanquiazules, además, desaprovecharon una gran ocasión para empatar el partido en el minuto 65 después de que Borja Iglesias estrellara un balón en el larguero tras encontrarse un inesperado regalo de Sergio Ramos

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

Real Madrid

1-0

Espanyol

Real Madrid

Courtois, Odriozola, Varane, Sergio Ramos, Nacho, Modric, Casemiro, Ceballos (Lucas Vázquez, 63'), Isco (Marcos Llorente, 79'), Benzema (Mariano, 60') y Marco Asensio.

Espanyol

Diego López, Javi López, Naldo, Mario Hermoso, Dídac Vilà, Marc Roca, Granero, Sergi Darder (Víctor Sánchez, 55'), Hernán Pérez (Sergio García, 70'), Borja Iglesias y Piatti (Baptistao, 55').

Goles

1-0, Marco Asensio (41').

Árbitro

Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Nacho (6'), Marc Roca (26'), Javi López (46') y Casemiro (77').

Incidencias

Partido disputado en el Santiago Bernabéu, en presencia de 67.758 espectadores.

El Real Madrid empezó el partido con mucho ímpetu, pero poco a poco su juego fue perdiendo frescura y su nivel bajó muchos enteros respecto al recital que ofreció en su debut en la Champions. El esfuerzo defensivo del Espanyol le puso las cosas difíciles al equipo de Julen Lopetegui, que al margen del gol de Marco Asensio en el minuto 41 apenas creó un par de ocasiones de peligro durante el primer tiempo. Un disparo mordido de Isco que se marchó fuera (5') y un cabezazo desviado de Casemiro tras un córner (33').

Al equipo blanco le faltó la ambición mostrada ante la Roma. Fue el amo y señor del balón, eso sí, pero no tuvo el acierto de moverlo con la velocidad necesaria para crear desajustes en la zaga visitante. Los blanquiazules, por el contrario, intentaron sorprender al contragolpe e incluso dispusieron de un par de acciones para ponerse por delante, pero sus delanteros se durmieron más de la cuenta. En la primera acción (14') el chut de Piatti se marchó cruzado, mientras que en la segunda (35') Hernán Pérez se mostró demasiado egoísta y optó por buscar el chut, pese a que su compañero Dídac Vilà le acompañaba libre de marcaje.

grave error

El Real Madrid se limitó a esperar su oportunidad y ésta llegó en un grave error de Marc Roca, que perdió un balón en una situación muy delicada y permitió un rápido contragolpe que culminó Marco Asensio con un disparo cruzado con la zurda. El gol llegó con suspense, puesto que Mateu Lahoz tardó en concederlo por un posible fuera de juego del centrocampista mallorquín. Pero la repetición de la jugada no dejó duda y, aunque con retraso, el gol subió al marcador, para desesperación de un Espanyol que había hecho muchas cosas bien hasta ese momento.

El Espanyol logró mantenerse en el partido tras aguantar la presión local en el arranque del segundo periodo. Modric e Isco dispusieron de sendas ocasiones para aumentar el marcador, pero no acertaron ante Diego López. El equipo de Rubi no bajó los brazos en ningún momento e incluso dispuso de una extraordinaria ocasión para empatar el partido. Borja Iglesias se encontró un balón de oro en la frontal del área tras un inesperado regalo de Sergio Ramos, pero su vaselina se estrelló en el larguero, para desesperación suya y de sus compañeros. Era el segundo disparo del delantero gallego, que lo había probado por primera vez un minuto antes.

El Real Madrid no lograba cerrar el partido y eso dio aire al Espanyol, que pecó de precipitación en las inmediaciones del área. Los blancos fueron reculando poco a poco después de desaprovechar un par de llegadas para sentenciar. La más clara la protagonizó Sergio Ramos tras un gran pase con el exterior de Marco Asensio, pero Diego López logró desviar a córner el comprometido cabezazo del capitán madridista.

El Espanyol lo intentó hasta el final, pero se tuvo que conformar con caer por la mínima en el Santiago Bernabéu. Poco premio seguramente para el esfuerzo realizado y los méritos contraídos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil