Ramos se rebela y se irá en junio

El jugador no acepta rebajarse un 10% de la ficha y dejará el Real Madrid el 30 de junio

En el club lo dan por perdido ante el silencio del jugador y creen que está buscando equipo

Zidane: ¿Sergio Ramos? En el fútbol nunca se sabe | Perform

Ramos no acepta rebajarse un 10% la ficha y dejará el Madrid el 30 de junio, anunciaba Josep Pedrerol en ‘El Chiringuito’.  El capitán blanco no traga y encabeza la rebelión de los jugadores que se oponen rebajarse otra vez. Esa es la oferta que le hizo llegar el club, el mismo salario con la reducción y dos años más de contrato. Su silencio es interpretado en la entidad como la confirmación de que se está buscando una salida, como le dijo al presidente Florentino Pérez en el cara a cara que mantuvieron a principios de mes.

En la última conversación entre el dirigente y el jugador, Ramos anunció que tenía una oferta de 20 millones del PSG. Florentino le contestó que su homólogo del club parisino, Nasser Al-Khelaifi, le había llamado para asegurarle que eso no era cierto y el jugador espetó que le estaba engañando. El dirigente le animó a aceptarla con un “mejor para ti”. Poco después, el PSG desmintió tal oferta a través de una fuente oficial: “No es cierto. ¿20 millones? Eso es más de lo que gana Mbappé. Es absurdo. Demasiada gente utiliza al PSG”.

¿SE ESTÁ BORRANDO?

Ramos está en su derecho de buscar el mejor contrato económico posible y más en puertas de cumplir los 35 años. El madridismo va a sentir su salida, pero también se va a sentir aliviado de ver como empieza la renovación de una plantilla reforzada con jóvenes que no tienen oportunidades con jugadores como el capitán, que rinde más en los halagos de los periodistas (está de moda ponerlo en todos los onces históricos hechos y por hacer) que en sus actuaciones sobre el campo en esta última etapa.Es significativo que encabece la rebelión del vestuario contra la rebaja salarial, una reducción que han aceptado Odegaard y Jovic, condición para dejarles salir, o Modric, que a diferencia de Ramos sí quiere seguir en el Madrid aunque sea reduciendo un 10% su salario. Una rebelión que los más susceptibles creen que va más allá, al darse la coincidencia de que sus problemas físicos han aparecido desde que empezó el pulso con el club: con el partido ante el Levante de mañana será el cuarto que se pierde de los seis que han disputado desde que comenzó el año y los dos que jugó el Madrid empató (0-0, Osasuna) y perdió (1-2, Athletic, Supercopa de España). La pregunta es, ¿se está borrando?

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil