Odegaard dice basta tras verse arrinconado por Zidane

El noruego ha llegado a la conclusión de que su carrera se verá perjudicada si sigue a las órdenes del entrenador francés

Ha participado en nueve partidos oficiales esta temporada, pero en los últimos cincuenta días apenas ha sumado ocho minutos de competición

El centrocampista Martin Odegaard ha llegado a la conclusión de que su carrera se verá seriamente perjudicada si sigue a las órdenes de Zinedine Zidane y que el paraíso que le prometieron el pasado verano, cuando el club madridista decidió romper su contrato de cesión con la Real Sociedad con un año de antelación, era simplemente una fantasía. Alcanzado el ecuador de la temporada, el internacional noruego ha dicho basta y ya se prepara para poner rumbo a un equipo que le brinde las oportunidades que no está teniendo en el Real Madrid.

Odegaard empezó la temporada teniendo protagonismo, pero con el paso de los meses ha visto cómo Zidane le colocaba en la lista de los prescindibles y al final ha acabado teniendo un papel residual. Su balance desde que arrancó la presente temporada es de siete partidos de Liga y otros dos de Champions League disputados, aunque su última aparición en el once titular data del pasado 1 de diciembre, coincidiendo curiosamente con la derrota (2-0) ante el Shakhtar Donetsk en el Estadio Olímpico de Kiev. El Real Madrid tocó fondo en aquel encuentro y da la sensación de que aquel día Zidane puso definitivamente la cruz a Odegaard.

DESAPARICIÓN

Sólo así se explica que el internacional noruego haya desaparecido completamente de las alineaciones del entrenador francés y se haya tenido que conformar con ocho minutos de competición oficial ante el Celta el pasado 2 de enero. A lo largo de los últimos 50 días Odegaard se ha perdido otros tres partidos por lesión y en los seis restantes no abandonó en ningún momento el banquillo de los suplentes. Demasiado para el joven talento noruego, cuya paciencia se ha agotado.

De verse importante en el arranque de la temporada (fue titular en los dos primeros partidos de Liga) ha pasado a sentirse ignorado. Una inoportuna lesión con la selección noruega durante el parón del pasado mes de octubre) frenó su progresión, aunque Zidane le siguió dando oportunidades cuando se recuperó y le alineó en cinco partidos consecutivos (fue titular ante el Villarreal, Inter de Milán y Shakhtar) y salió desde el banquillo frente al Valencia y el Alavés. Pero aquel 1 de diciembre en Kiev todo cambió para Odegaard. Este jueves se quedó fuera de la convocatoria para el partido de Copa del Rey ante el Alcoyano y parece que ya no volverá (de momento) a enfundarse la camiseta madridista.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil