Odegaard confirma que Zidane torpedea el plan de rejuvenecimiento de Florentino Pérez

El Real Madrid ha invertido 550 millones en los últimos años para renovar la plantilla, pero el francés sigue confiando en la vieja guardia

El técnico madridista no está teniendo paciencia con los jóvenes, frustrando así la estrategia del presidente madridista

Zidane apenas ha contado con jugadores como Vinicius, Mariano y Odegaard
Zidane apenas ha contado con jugadores como Vinicius, Mariano y Odegaard | EFE

El Real Madrid del futuro está bloqueado en el presente por el peso de las leyendas que le dieron a Zinedine Zidane las tres Champions League que figuran en su palmarés como técnico. El entrenador francés se ha convertido en un obstáculo para que la política de rejuvenecimiento de la plantilla impulsada en su momento por Florentino Pérez, presidente madridista, empiece a dar frutos. Zidane no cree en los fichajes que hace el club y apuesta por su propia política basada en seguir confiando en el mismo bloque de su primera etapa. La confirmación de que el noruego Martin Odegaard se marcha cedido al Arsenal hasta final de temporada demuestra que el entrenador francés está torpedeando el plan de renovación diseñado por el máximo dirigente madridista.

Siete titulares en la final de Kiev de 2018 (Carvajal, SergioRamos, Varane, Casemiro, Kroos, Modric y Benzema)se mantienen incombustibles en el once inicial madridista, pese a que en las últimas temporadas han ido llegando jugadores como Odegaard, Militao, Vinicius, Odriozola, Mariano, Ceballos, Rodrygo, Brahim, Theo Hernández o Lunin. Muchos se han dado cuenta de que mientras Zidane siga al frente de la nave no tienen nada que hacer y se han visto obligados a emigrar en busca de minutos. El último caso es el de Odegaard. Sólo Mendy, Hazard y Courtois se han asentado en el once de Zidane, aunque el belga no ha hecho demasiados méritos para tener la consideración de titular.

INVERSIÓN EN REFUERZOS

El club madridista ha invertido 550 millones de euros en los últimos años para rejuvenecer la plantilla, pero Zidane sigue con empeñado en confiar en su vieja guardia y apenas apuesta por las jóvenes promesas que le ha ido trayendo Florentino Pérez.

Odegaard se marcha cedido al Arsenal en busca de minutos, igual que Jovic, que ha regresado al Eintracht de Frankfurt y ha dejado claro que sigue siendo un goleador, o igual que en su día hizo Ceballos al comprobar que no tenía nada que hacer mientras Zidane se empeñara en seguir exprimiendo a Modric y Kroos. El ejemplo del noruego ilustra el fracaso del plan diseñado por el presidente madridista para competir en igualdad de condiciones con los grandes clubes europeos que tienen un estado o un magnate detrás.

Florentino Pérez apostó por fichar a los talentos del futuro para tratar de anticiparse a sus grandes competidores, pero se ha encontrado con que Zidane no comparte su ideario.El francés no se ha caracterizado por tener mucha paciencia con los jóvenes, aunque también es cierto que éstos no han demostrado sobre el césped que había llegado el momento de jubilar a los viejos rockeros. Todo lo contrario.

CARNET DE IDENTIDAD

Zidane no se fija en el carnet de identidad de sus jugadores y sólo tiene en cuenta sus prestaciones, y los resultados y el día a día le han demostrado que los jóvenes están todavía muy verdes. Según su criterio, el Real Madrid no es el sitio adecuado para que las promesas se vayan fogueando. Si quieren minutos, les ha dicho con los hechos, tendrán que ganárselos en el campo.

El madridismo y Florentino Pérez tenían muchas esperanzas depositadas en jugadores como Vinicius, Rodrygo, Jovic o Brahim, pero Zidane ha dejado claro que no se casa con nadie y ninguno de ellos le ha ‘obligado’ a cambiar de idea. De hecho, ninguno ha derribado la puerta de la titularidad de una patada como sí ha hecho, por ejemplo, Pedri nada más aterrizar en el Barcelona.

EXPRIMIDOS

Zidane está exprimiendo al máximo a Modric y Kroos, los arquitectos del juego madridista, y la salida de Odegaard le deja ahora muy corto de centrocampistas. El noruego regresó el pasado verano tras haber brillado durante su cesión en la Real Sociedad, pero el técnico madridista no le ha encontrado un hueco en el equipo y apenas ha contado con él en las últimas semanas tras un inicio que parecía prometedor.

El noruego sigue la estela de Ceballos, otro jugador con un gran talento por el que Florentino Pérez apostó decididamente en 2017 tras haber mantenido una dura pugna con el Barcelona para su fichaje. El andaluz se vio obligado a emigrar también a Londres ante el ostracismo que vivía en el Santiago Bernabéu. Pero Zidane sigue apostando por Modric (35 años)y Kroos (31), mientras Ceballos (24) y Odegaard (22) están a las órdenes de Mikel Arteta, técnico del Arsenal.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil