Modric y Kroos llegan fundidos al tramo clave de la temporada

El croata lleva disputados 38 partidos, uno cada 4,2 días; el alemán, 36, uno cada 4,5 días

Con 35 y 31 años, respectivamente, piden un descanso a gritos

¿Despiste o genialidad? Así fue el gol olímpico de Kroos | Movistar

X. C.

El empate ante la Real Sociedad (1-1), dejó en evidencia que dos de los futbolistas clave en los esquemas de Zinedine Zidane, Luka Modric y Toni Kroos, están llegando al momento decisivo de la temporada fundidos.

Zinedine Zidane tiene el problema dectado, de ahí que decretara al descanso un cambio de sistema. Con la defensa de tres, pretendía reforzar el centro del campo y activar la presión, que no le había gustado. El remedio fue peor que la enfermedad, tal y como él mismo reconoció ante los micrófonos de 'Movistar+', ya que la Real Sociedad aprovechó los espacios que la defensa del Real Madrid dejó en banda para fabricar el 0-1.

Sea como sea, el entrenador francés sabe que Modric y Kroos están llegando al límite de sus fuerzas, tras haber participado en más del 91 por ciento de los partidos disputados por el Real Madrid en lo que llevamos de temporada. Y eso, con 35 y 31 años, respectivamente, pasa factura.

Unos números para acabar exhausto

El alemán solo se ha perdido tres partidos, todos de LaLiga Santande. Dos, por lesión, ante el Valladolid, en Zorrilla, y frente al Levante, en el Alfredo di Stéfano. El otro, en casa contra el Getafe, por sanción. En total, ha disputado 31 de 35 partidos, a los que hay que sumar cinco más con la selección alemana. Teniendo en cuenta que el Real Madrid empezó la temporada un 20 de septiembre del 2020, Kroos ha jugado un partido cada 4,5 días.

El croata aún suma dos partidos más. A los 32 con el Real Madrid se añaden seis con su selección, lo que significa un partido cada 4,2 días. Modric aún ha tenido dos respiros no obligados, en la visita del Granada, en LaLiga Santander, y el duelo copero ante el Alcoyano, en los que Zidane decidió no convocarle para darle un descanso.

Lesionados y relegados

Las lesiones de Fede Valverde, que se ha perdido 14 partidos por problemas físicos, han limitado las rotaciones de un Zidane que, además, ha demostrado no confiar en los otros dos futbolistas que pueden ocupar las dos posiciones de interior: Martin Odegaard e Isco.

El noruego se vio relegado al ostracismo tras caer lesionado y forzó su salida en el mercado de invierno tras ser alineado sólo en nueve partidos. El malagueño, por su parte, ha estado ausente de las convocatorias y cuando Zidane ha tirado de él ha sido ante las numerosas lesiones que han asolado la línea de ataque.

El curso pasado, Modric y Kroos fueron clave en la impecable 'mini liga post covid' que permitió al Real Madrid proclamarse campeón. Ahora, con un año más, siguen aguantando al equipo, pero dando serias muestras de falta de fuelle. En el último duelo contra la Real Sociedad, Modric tuvo que acabar siendo sustituido y Kroos acabó desaparecido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil