Marco Asensio, otra decepción más

Su aportación al equipo ante el Sevilla fue floja y desaprovechó dos ocasiones de marcar

Muy poco en ataque y menos en defensa, donde replegaba para marcar con la vista a su par

Asensio no tuvo su mejor día ante el Sevilla
Asensio no tuvo su mejor día ante el Sevilla | EP

Rodrygo se cayó a ultimísima hora de la convocatoria del Real Madrid para jugar contra el Sevilla. Ancelotti puso a Asensio en su lugar, al que alterna con el brasileño en la banda derecha al no tener otro extremo desequilibrante salvo Lucas Vázquez, pero poner al gallego es quedarse sin relevo para Carvajal. El mallorquín fue el jugador más flojo de su equipo, en el que no fue el mejor partido de los blancos. Tuvo un par de ocasiones que se fueron al limbo. Un Asensio que ha mostrado una mejoría de un tiempo a esta parte, pero sigue sin alcanzarle para ganarse el sitio.

El balear está comprometido pero su aportación fue exigua, sobre todo en defensa. Nadie podrá reprocharle su trabajo, porque se desgastó replegando por la banda para intentar ayudar a Carvajal. Otra cosa es su efectividad. Siempre da un metro a su par como si eso pudiese incomodarle o quitarle el balón con la mirada al más puro estilo Yeday. Asensio fue, de nuevo, el eslabón perdido en ataque desenganchado de Vinicius y Benzema sin profundizar nunca por la derecha. Y todo, en un partido agónico en el que pesó el desgaste de la Champions a los 10 titulares que repitieron menos Asensio, que jugó 7 minutos ante el Sheriff.

NO APROVECHA LAS OPORTUNIDADES

El balear va dejando pasar oportunidad tras oportunidad para consolidarse en el equipo blanco. No asume galones, huidizo en el uno contra uno y en los balones divididos, y no acaba de rentabilizar su mayor tesoro, su pegada con la pierna izquierda. Ha marcado cuatro goles, tres al Mallorca, de 24 disparos en 630 minutos, de los que la mitad fueron a puerta, uno cada 52 minutos. Benzema dispara cada 50,9 minutos a puerta y lleva 16 goles y Vinicius, cada 58 para marcar 12 goles. Y en porcentajes las diferencias quedan claras, 16,6% de efectividad de Marcos ante el 46,1% del brasileño y el 51,6% del francés.A Asensio se le agota el tiempo en el Real Madrid del futuro. En su séptima temporada no acaba de hacerse con la titularidad. Su progresión es demasiado lenta a diferencia de Vinicius o Rodrygo. Puede competir con el segundo, pero sus apariciones irán mermando si Florentino Pérez consigue el fichaje de Mbappé y no digamos si también llega Haaland. Tiene contrato hasta el 2023 y el club podría plantearse su traspaso si se refuerza en ataque donde no cabrían todos.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil