Marcelo, bajo sospecha

Supuestos problemas físicos le han impedido viajar a Milán después de ser suplente y jugar un minuto ante el Celta

Abandonó el terreno de juego con mala cara y ayer dijo tener molestias sin que el club emita parte médico alguno

Marcelo: El partido de vuelta va a ser diferente | MOVISTAR

Marcelo da sus últimos coletazos en el Real Madrid y lo hace bajo sospecha. Termina contrato el 30 de junio y su rendimiento no está a la altura de ganarse la renovación en el equipo madridista. En las últimas tres temporadas ha ido a menos y su continuidad en la plantilla responde a su gran trayectoria desde que llegó en enero del 2006, y a ser un peso pesado en el vestuario, primer capitán, en el que fue indiscutible, pero en el que ya no tiene sitio por sus bajas prestaciones.

Zidane confió en él el curso pasado y acabo sentándolo en el banquillo. Ancelotti ha querido apoyarse en su experiencia, pero se lesionó el día antes de empezar el curso en Vitoria y fue baja por una lesión sin parte médico que también le impidió jugar ante el Levante y el Betis. Se recuperó aprovechando el parón de selecciones, estaba listo para volver ante el Celta, pero Ancelotti eligió a Miguel Gutiérrez en lugar de a él. El italiano fue fiel a su discurso y concedió otra oportunidad al canterano tras su buen partido ante el Betis, algo que al brasileño no le debió gustar.

UN MINUTO PARA IRSE ENFADADO

Ancelotti lo puso en el minuto 89 contra el Celta para jugar los últimos cuatro del partido, pero fue pitar el árbitro el final para que el brasileño abandonara a toda prisa el terreno de juego con mala cara y sin despedirse del público. Ayer, nada más iniciar el entrenamiento, se retiró del campo aduciendo molestias físicas pese a su escasa actividad del día anterior. No ha viajado con la expedición del Madrid a Milán sin que los médicos hayan emitido un parte que explique el motivo por el que vuelve a caerse de la cuarta convocatoria de cinco en esta temporada.

Marcelo quiso irse con Cristiano Ronaldo a la Juventus en 2018. No se sabe si el club no le dejó salir o fue la Juventus el que no hizo una oferta en firme para ficharlo. En la temporada siguiente, la 19-20, el brasileño dio un bajón físico y defensivamente no respondió. Lopetegui y Solari contaron poco con él, titular 23 de 46 partidos, sólo el regreso de Zidane le devolvió la sonrisa jugando 9 de los últimos 11 partidos. En la 20-21 bajó a los 21 partidos de titular (16 lesionado) de 51 disputados, y el año pasado a los 15 (5 lesionado) de 52 y con Zidane en el banquillo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil