Sport.es Menú

El Madrid cede el liderato al Barça

El conjunto de Zidane cosechó su primera derrota en LaLiga Santander y ya va a rebufo de los blaugrana

Los blancos no tuvieron respuesta al madrugador gol de Lago Júnior y acabaron con diez por expulsión de Odriozola

El Real Madrid cedió el liderato al FC Barcelona con una inesperada derrota en Son Moix, ante el Mallorca (1-0), la primera en LaLiga Santander. El conjunto que dirige Zinedine Zidane pagó muy cara su salida en frío y no tuvo respuesta. El Mallorca sacó a relucir las carencias blancas con un madrugador gol de Lago Júnior que se convirtió en un muro insalvable para un conjunto muy mermado por las bajas y huérfano de revulsivos. El Mallorca pinchó el globo blanco.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

MLL

1-0

RMA

Mallorca

Reina, Sastre (Lumor, 46'), Valjent, Raillo, Gámez, Febas (Take Kubo, 59'), Baba, Salva Sevilla, David Rodríguez, Budimir y Lago Júnior (Trajkovski, 81').

Real Madrid

Courtois, Odriozola, Militao, Sergio Ramos, Marcelo, James, Casemiro, Isco (Fede Valverde, 66'), Vinicius (Brahim, 81'), Benzema y Jovic (Rodrygo, 66').

Gol

1-0 M. 7 Lago Júnior.

Árbitro

Alberola Rojas (castellano manchego). TA: Sastre (30'), Baba (94') / Odriozola (17' y 75')

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 9 de LaLiga Santander, disputado en el estadio Son Moix ante 20.275 espectadores.

El Barça hubiera tenido el sábado la oportunidad de dar la puntilla al eterno rival, pero el clásico del Camp Nou se ha suspendido por las manifestaciones en Barcelona a causa de la sentencia de la justicia española a los presos políticos y activistas catalanes. Una lástima.

El conjunto blanco tardó 20 minutos en dar señales de vida sobre el césped de Son Moix. Sería por las numerosas bajas -Kroos, Modric, Bale, Lucas Vázquez, Nacho y Marco Asensio-, pero lo cierto es que el once que Zidane puso en liza estuvo a merced de un Mallorca que salió a comerse la hierba.

Vicente Moreno planteó una salida fulgurante, apostando por la intensidad defensiva y la agresividad ofensiva, especialmente de un Lago Júnior que hizo estragos por la banda izquierda.

El marfileño torturó una y otra vez a un Odriozola que no sabía por dónde le venían las bofetadas. Quedó retratado en el 1-0 y acabó forzando una tarjeta para poner freno a la sangría que le estaba montando Lago Júnior.

No fue, ni mucho menos, el único que quedó en evidencia. Capítulo a parte merece Militao. El brasileño no sabía si estaba en Mallorca o en un Sertalzinho natal. Mal colocado, descordinado, absurdo, fue un agujero negro en una defensa que dio todas las facilidades del mundo en ese tramo inicial de partido.

Así llegó el tanto de Lago Júnior, cuando solo se llevaban disputados siete minutos. El marfileño encaró a Odriozola ante la pasividad de James Rodríguez y Militao y acabó soltando un latigazo a pierna cambiada que sorprendió a un Courtois que los únicos balones que toca son los que saca de dentro de su portería.

El Madrid rozó el KO siete minutos después, cuando Budimir fusiló un buen servicio de Lago Júnior. Le salvó la posición ilegal del bosnio, que se encontraba un poco más adelantado que la defensa blanca.

El equipo de Zidane entró en el partido a raiz de un destello de Benzema, que cazó un balón en largo de James Rodríguez para estrellarlo en el travesaño con un sutil remate de primeras.

Sergio Ramos logró poner orden atrás y Vinicius tomó la responsabilidad en ausencia de Isco y Jovic que bien podrían haberse quedado en Madrid. Por suerte, el joven talento brasileño sigue teniendo problemas para situar la portería.

Zidane se dio cuenta de que estaba jugando con nueve y retiró a Jovic e Isco para dar entrada a Rodrygo y Fede Valverde, con la atención de activar el partido.

Rodrygo aportó en dos minutos mucho más que Jovic en los 66 anteriores y Fede reactivó el centro del campo, pero el choque se rompió y eso acabó jugando en contra del Real Madrid.

Con el juego entrando en vértigo, Lago Júnior volvió a campar a sus anchas y en una de sus intervenciones provocó la segunda cartulina de Odriozola, que volvió a llegar tarde y le 'cazó'.

Zidane tiró de su último cartucho. A la desesperada. Dio los primeros minutos de la temporada a Brahim en busca de un milagro que no llegó, porque el Mallorca se mantuvo firme en defensa.

Los blancos paliaron la inferioridad numérica tras la ausencia de Lago Júnior, que tuvo que retirarse renqueante debido al esfuerzo realizado y las patadas de Odriozola. Pero no fue suficiente para evitar su primera derrota en el torneo. LaLiga Santander vuelve a teñirse de blaugrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil