El Madrid reserva el '11' para Bale a pesar de que hay dudas

El Real Madrid anunció ayer los dorsales definitivos de la temporada y, curiosamente, quedaba vacante el número '11', que está destinado a Gareth Bale. La lista causó expectación e, incluso, Carlo Ancelotti tuvo que salir al paso al asegurar que no se había reservado para nadie. “No se reserva ese número para nadie. Ningún jugador lo ha pedido y ya está. Insisto en que estoy muy satisfecho con la plantilla que tengo”. Pese a las palabras del italiano, el Madrid confía en acelerar el fichaje del galés en los próximos días aunque comienza a haber fricciones entre el futbolista y el club blanco. Consideran que no se está 'mojando' lo suficiente.

A. Alcázar

Según desveló 'El País', la directiva blanca comienza a hartarse de la operación y esperaba que Bale diese un paso adelante. Incluso, el Madrid le propuso al agente del jugador, que este hiciera una rueda de prensa para decir claramente que quiere fichar. También esperaban que Bale hubiese jugado con Gales para evidenciar que su lesión es un simulacro y que no juega con el Tottenham porque no desea vestir más esta camiseta. Wayne Rooney sí que jugó con Inglaterra tras negarse a hacerlo con el Manchester United porque quiere irse al Chelsea.

En el Madrid ya tienen claro que Bale no va a ir más allá de lo que ya ha hecho. El jugador zurdo sigue sin jugar con el Tottenham, pero no piensa posicionarse públicamente salvo que su club se cierre en banda totalmente el traspaso. Bale confía en no llegar a estos extremos, pero su tibieza hará que el Madrid pague un precio desorbitado. Y es que el Tottenham quiere que sea el traspaso más caro de la historia para que sus dirigentes puedan quedar bien ante sus aficionados.

En Inglaterra el seguimiento al jugador es absoluto e, incluso, varios rotativos británicos explicaban ayer que Bale no ha renovado el impuesto de circulación de sus vehículos, que expira a finales de mes. Cuentan que es signo inequívoco que el jugador se va a trasladar a Madrid. El jugador es seguido a todas partes y su entorno asegura que está a punto de explotar como las negociaciones se dilaten.

Y, mientras tanto, el técnico del Tottenham sigue metiendo presión hacia el jugador. En declaraciones a 'Daily Star', Villas-Boas, aseguró que “yo también pude fichar en un momento por el Real Madrid, pero preferí mantener la fidelidad al Tottenham. Para mí este proyecto es importante. Yo ya elegí y tengo muy claro que no me he equivocado”. El portugués está harto del plante de Bale y le ha pedido al jugador que se quede, como mínimo, esta temporada. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil