El Madrid recibe de su propia medicina y deja la Liga al rojo vivo

Los andaluces remontaron con justicia el gol de Cristiano Ronaldo tras un penalti muy polémico

El Sevilla se coloca a solo un punto del Madrid, y el Barça también le pisa los talones

El Sevilla puso la Liga al rojo vivo al remontarle al Real Madrid un partrido que tenía perdido a 25 minutos para el final. Fue una victoria justa tras un partido trepidante entre Sevilla y Real Madrid que se decantó por el empuje de los de Jorge sampaoli, que se ponen a solo un punto de los blancos. El Madrid fue al Pizjuán a sentenciar la Liga... y ahora ve como todo se aprieta tras poner el punto y final a su racha de 40 partidos invicto.

Si hace solo cuatro días, en la Copa del Rey, el Sevilla salió en estampida porque necesitaba marcar rápido, en esta ocasión los de Sampaoli agotaron los primeros minutos tratando de contrarrestar el sistema 'sorpresa' de Zidane, con carrileros muy largos y centrales abiertos. El Sevilla se topó ante un rival eléctrico, que buscó en la velocidad su mayor arma para apagar los decibelios de un Sánchez Pizjuán 'caliente' y que, como no podía ser de otra forma tras los últimos días, centralizó sus iras en Sergio Ramos.

La intensidad puesta por los dos equipos no se reflejó en claras ocasiones de gol. El balón fue de un lado a otro, con mucho desgaste y posesiones sin respiro. Modric se ofreció para ser el faro de los de Zidane y Marcelo, desatado, se plantó cada dos por tres hasta línea de fondo. Pero no fue hasta el minuto 26 que tuvo que emplearse Sergio Rico, en un chut bien colocado pero falto de fuerza de Cristiano Ronaldo.

Tuvo que picar mucha piedra el Sevilla, pues a la hora de la verdad, el Madrid se plantó con cinco defensas cuando le tocó correr hacia atrás y tapar espacios. El 'Mudo' Vázquez buscó la escuadra y se le fue por poco en el 31' tras una excelente jugada colectiva. Y solo tres minutos después, rápido robo de balón y chut muy intencionado de Nasri que blocó Keylor Navas. Fueron los mejores minutos del primer tiempo de un Sevilla al que le costó exhibir sus armas, pero que cuando combinó con rapidez, consiguió asustar a su rival.

Pero el Madrid también supo replicar, como en un gran pase de Benzema a CR7, que desperdició el portugués al no armar bien la pierna para disparar. Fue la última ocasión de un primer tiempo apasionante, vibrante, eso sí, con más sensación de peligro del que realmente se concretó, y que dejó las espadas abiertas para los segundos 45 minutos. 

CR7 MARCA DE PENALTI POLÉMICO... y gran remontada de sevilla

Sí salió desbocado el Sevilla en la segunda parte, con una ocasión inicial del 'Mudo' Vázquez que desvió Keylor Navas con la yema de los dedos. Pero poco le duró el empuje y el argentino fue protagonista en la otra área, pues Modric reclamó penalti al considerar que le había desestabilizado. Cinco minutos fueron suficientes para certificar que el choque seguía sin tregua, y además, ahora ya no solo eran avisos sino ocasiones reales de gol, como un chut de Ben Yedder en el 54' desviado por Navas y que encontró la respuesta en una doble ocasión de Cristiano Ronaldo. El portugués se equivocó minutos después cuando, por una vez, no fue 'chupón' y se equivocó en el pase con todo a favor.

El Madrid tampoco parecía aprovechar sus ocasiones, la de Benzema en el 63' fue clarísima, pero chutó alto, hasta que llegó la polémica acción del penalti. Sergio Rico salió ante Carvajal y el meta tocó balón, pero también hubo contacto. Decisión la de Hernández Hernández muy protestada en el Pizjuán que dio paso a una tangana por tirarle el balón con malos modos a Vitolo. El colegiado se desentendió y el portugués transformó desde los 11 metros engañando a Rico.

Al Sevilla se le puso todo de espalda, pero los de Sampaoli se entregaron hasta el final y obtuvieron su recompensa. Refrescó el técnico del ataque de su equipo, con la entrada de Jovetic y Sarabia y el aliento de la grada. Tras varias embestidas, el propio Sarabia sacó una falta lateral en el minuto 84 que encontró el desenlace más surrealista para este partido que se podía esperar. Sergio Ramos, en el ojo del huracán del sevillismo, cabeceó en propia portería y propició el empate.

Fue en arrebato el Sevilla en busca del segundo y puso al Madrid contra las cuerdas. Casemiro lo salvó en la misma línea de gol en el minuto 87, Cristiano se lanzó a la piscina ante Nico Pareja y volvió a librarse de la tarjeta. Pero al Sevilla ya nadie le podía frenar y por fin se hizo justicia en la 'zona Cesarini'. Esta vez el que marcó fue el Sevilla, no un gol cualquiera, un golazo de Jovetic, que aprovechó la pérdida de Benzema para fusilar a Keylor Navas y ganar un partido que deja la Liga al rojo vivo. Hay Liga, vaya si la hay.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil