El Madrid gana pidiendo la hora ante un recién ascendido

El Madrid gana pidiendo la hora ante un recién ascendido

El Real Madrid logra su primera victoria contra el Almería gracias a los goles de Lucas Vázquez y Alaba | LaLiga

Un gol de falta de Alaba cerró la remontada del Madrid ante el Almería

Ancelotti apostó por las rotaciones y los blancos sufrieron para empezar LaLiga ganando

El Madrid empieza la LaLiga como la terminó. Con una victoria y la confianza de los equipos que se saben campeones. Poco importa el contexto que tenga que afrontar, en la adversidad no pierde los nervios ni la determinación. También ante el Almería que se adelantó, se defendió bien y terminó obligando al Madrid a pedir la hora.

FICHA TÉCNICA
LaLiga

ALM

1 ________________ 2

MAD

ALINEACIONES

Almería

Fernando; Chumi, Kaiky (Arnau Sola Mateu, 81'), Ely, Babic, Akieme; Samú Costa, Robertone (Curro, 56'), Eguaras ( Portillo, 81'); Ramazani (Jose Carlos Lazo, 71') y Sadiq (Sousa, 71').

Real Madrid

Courtois; Lucas Vázquez, Rüdiger, Nacho, Mendy (Alaba, 73'); Camavinga (Modric, 46'), Tchouameni (Hazard,58'), Kroos (Casemiro, 82'); Valverde, Benzema y Vinicius (Ceballos, 82).

Goles

1-0 M.5 Ramazani. 1-1 M. 61 Lucas Vázquez. 1-2 M. 75 Alaba

Árbitro

Juan Martínez Munuera (alicantino). Amarilla: Sadiq (40'), Camavinga (40'), Curro (66'), Mateu (86').

El Madrid apretó, apretó y apretó hasta conseguir los tres puntos, ajeno a los estados de ánimos que acompañan los equipos que van por detrás en el marcador. Un gol de Alaba en la segunda parte completó una remontada que los blancos tuvieron que sudar hasta el último minuto.

Cambio de paradigma

Ancelotti también se apunta a las rotaciones. Avisó tras ganar la Supercopa: tiene una plantilla más fuerte y no puede controlar los efectos de un Mundial en noviembre. El técnico fue consecuente ante el Almería: Rudiguer, Nacho, Camavinga y Tchuameni fueron titulares.

La novedad más significativa, sin embargo, fue otra: Benzema falló tres ocasiones claras y Courtois no paró el primer disparo del rival. Ramazani adelantó al Almería con un contragolpe quirúrgico. Eguaras filtró un pase asombroso, a la espalda de Rudiguer, y el delantero no perdonó con un balón envenenado.

El gol no frenó al Madrid que se volcó y agobió al Almería. Lo consiguió sobre todo porque detectó la espalda de Chumi y atacó con Vinicius. El brasileño ha empezado la temporada como la terminó. Con esa confianza que lo hace impermeable al error. Vinicius no tiene memoria cuando se trata de encarar al rival. Da igual si no supera al rival de primeras, en la siguiente jugada asume el reto con la misma naturalidad. Además con los meses sigue simplificando su juego. Encara cuando tiene que encarar, pasa cuando tiene que pasar y ve cada vez más grande la portería. Esta vez se encontró con un Fernando que frenó el ánimo del Madrid.

Enfrente se encontró con un Almería pegado a su portería, pero muy ágil para contragolpear. El conjunto andaluz supo aprovechar los desajustes de un Madrid con menos automatismos que de costumbre. Notaron los blancos la presencia de Rudiguer, que salió en la foto del gol, y Tchouaméni, destemplado y algo perdido en las labores de mediocentro. Tampoco Camavinga tuvo su mejor día, sustituido por Modric en el descanso, algo errático en la toma de decisiones.

El aplomo del Almería

Sorprendió el aplomo del Almería, un equipo recién ascendido, que tuvo en jugadores como Kaiky una red de seguridad formidable. También en una segunda mitad que adquirió otro ritmo. Se abrió el encuentro en un espectáculo de ida y vuelta. Acudió Courtois al rescate para frenar el empuje del Almería. En la otra área Benzema no lograba concretar las llegadas del Madrid. El francés se topó una y otra vez con Fernando, uno de los grandes héroes del público local.

Sorprendió la falta de acierto del francés que jugó un partido de extremos. Se movió por el campo con esa sensación de ver el fútbol a otra velocidad. Benzema anticipó los movimientos de Vinicius, se ayudó de Modric, encontró aire en Kroos, pero tuvo el punto de mira desviado. Hacía muchos meses que no se veía al antiguo Benzema, aquel delantero brillante en el juego que le faltaba contundencia en el remate. Tampoco las ocasiones falladas por el Madrid desesperaron a los blancos. El conjunto de Ancelotti jugó con intensidad pero la cabeza fría. Como lo hacen los equipos que se saben capaces, porque ya lo han hecho antes por caminos conocidos.

La entrada de Modric en la segunda parte contribuyó a la mejora del Madrid, que ganó en clarividencia con la entrada del croata. El empate llegó con otra aventura de Vinicius que remató Lucas Vázquez recogiendo un balón muerto en el área. El empate puso el partido de cara para el Madrid, que siguió insistiendo con el mismo plan, pero con un rival debilitado por el cansancio.

Apretó el Madrid y se fue agobiando el Almería que terminó cediendo con un gol de David Alaba. El central entró y literalmente le dio la vuelta al partido en su primer contacto con el balón. Lo hizo con un lanzamiento de falta. A pesar de estar frío, el balón fue cogiendo efecto y salió tan ajustado que tocó el palo y entro. Un gol espléndido que trajo noticias inesperadas: el Almería terminó volcándose en el área de Courtois agobiando, esta vez sí, a un Madrid que terminó pidiendo la hora ante un recién ascendido.

Temas