El Madrid conquista la Liga a medio gas y las fuerzas intactas de cara al City

El Madrid conquista la Liga a medio gas y las fuerzas intactas de cara al City

Dos goles de Rodrygo y uno de Marco Asensio y Benzema doblegaron la débil resistencia de un Espanyol negado a domicilio

Carlo Ancelotti pudo reservar o dar pocos minutos a la mayoría de los titulares

Todo estaba dispuesto. La Cibeles vallada, el ambiente festivo en el Bernabéu y un madridista de pro como Rafa Nadal haciendo el saque de honor. El Real Madrid necesitaba solo un punto para ser campeón y delante, solo podía evitarlo un Espanyol cuya última victoria en feudo blanco seguirá datando de 1996. No hubo campanada blanquiazul y el Real Madrid inscribió la Liga número 35 a su palmarés con un equipo plagado de suplentes y las fuerzas intactas de cara a la visita del Manchester City.

FICHA TÉCNICA
LaLiga

MAD

4 ________________ 0

ESP

ALINEACIONES

Real Madrid

Courtois; Lucas Vázquez, Vallejo, Casemiro (Isco, 60'), Marcelo; Camavinga (Mario Gila, 74'), Ceballos; Modric (Kroos, 60'); Asensio, Mariano (Benzema, 60') y Rodrygo (Vinicius, 74').

Espanyol

Diego López; Aleix Vidal, Sergi Gómez, Calero (David López, 83'), Cabrera; Melendo (Dídac Vilà, 65'), Yangel Herrera (Fran Mérida, 76'), Darder, Vilhena (Morlanes, 65'); Puado y Raúl de Tomás (Wu Lei, 65').

Goles

1-0 M.33 Rodrygo; 2-0 M.42 Rodrygo; 3-0 M.55 Marco Asensio; 4-0 M.81 Benzema.

Árbitro

Munuera Montero (Andaluz). TA: Mariano (42'), Casemiro (46').

Incidencias

Partido de la jornada 35 de LaLiga Santander disputado en el Santiago Bernabéu ante 58.686 espectadores. Rafa Nadal hizo el saque de honor y se guardó un minuto de silencio por el exfutbolista blanco Freddy Rincón.

Ancelotti lo tuvo claro desde el primer momento. Lo primero es lo primero. Así que solo puso en liza a tres titulares fijos y aparte de Courtois, los otros dos en posiciones distintas a la habitual. A Casemiro lo incrustó en el centro de la defensa junto a Vallejo, que solo había sumado 14 minutos en tres ratitos durante toda la temporada. Y a Modric le buscó una posición de poco desgaste y mucho lucimiento, en la mediapunta con Camavinga y Ceballos de escuderos. Se apuntó por méritos propios a repetir en el once del próximo miércoles Rodrygo. Doblete para seguir en plena racha.

El Espanyol avisa, el Madrid marca

El primer aviso, no obstante, fue del Espanyol, un chut lejano de Vilhena que se fue alto. Contestó Mariano con un cabezazo que se estrelló en el palo. El de Premià de Mar cuenta con muy pocos minutos, está su nivel ahora mismo a años luz del de Benzema, pero es de aquellos que tiene un balón para recibir en zona de remate. Otra cosa es que las enchufe. Modric le dio un caramelo, pero su cabezazo salió fuera.

Se enfrió el Madrid y el Espanyol asomó la cabeza, la grada trató de empujar a un equipo al que le costó poner una marcha más. Solo la necesitó Rodrygo, consciente de que él sí se estaba jugando el puesto. Combinó con Marcelo pasada la media hora y su derechazo no lo pudo atajar Diego López. El primero para repetir diez minutos después, tras una pérdida de Yangel Herrera motivada por la presión de Mariano.

En un plis plas, la Liga encarrilada, aunque antes del descanso, Munuera Montrero le quiso poner algo de emoción por unas manos de Lucas Vázquez dentro del área después de que el balón le diera en la rodilla. No pareció para señalar penalti.

Marco Asensio firma la sentencia y Benzema se gusta

Casemiro tuvo que dejar su seña de identidad al inicio de la segunda mitad y ni siquiera en un partido que andaba plácido dejó de ver la amarilla. La undécima en Liga. De Tomás chutó la falta y puso en apuros a Courtois. Después. Mariano casi se marca en propia puerta. Buscó reengancharse al partido el Espanyol, pero ni por esas.

Aleix Vidal reclamó penalti de Casemiro tras superar en el salto a Marcelo. Munuera dejó seguir y en la rápida contra, dirigida por Camavinga, Marco Asensio sentenció con un fuerte disparo.

Aquí sí ya se desató la euforia. La grada cantó 'A Cibeles, a Cibeles', se acordó de Gerard Piqué y Ancelotti dio media hora pactada a Benzema y Toni Kroos. También salió Isco en un triple cambio. Se marcharon Modric, Mariano y Casemiro, por lo que Camavinga pasó a la improvisada posición de central.

Aleix Vidal hizo lucir a Courtois en un chut lateral en minutos en los que el Espanyol aprovechó la relajación blanca para apretar. Pero duró más bien poco y el Madrid también tuvo opciones para el cuarto, primero en un chut cruzado de Lucas Vázquez y después en un gol anulado a Isco tras revisión del VAR porque Rodrygo influye en la trayectoria.

Sí subió al marcador el de Benzema, el vigesimosexto para el 'pichichi' de la competición, tras recibir del recién entrado Vinicius. El colofón para dar paso a la celebración de una Liga donde ciertamente el conjunto de Carlo Ancelotti no ha encontrado oposición. Lo festejó el equipo y la afición con la alegría de quien suma un título y la prudencia del que sabe que el próximo miércoles, en la Champions, la exigencia será mucho mayor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil