El Madrid fue solo pegada... pero Cristiano se quedó 'en blanco'

Germán Bona

El Madrid goleó, pero no brilló ante un Legia que en la primera mitad le hizo daño con las contras. Los de Zinedine Zidane cumpleron el expediente en el choque de la Champions League que enfrentó a Real Madrid y Legia Varsovia. Además, Cristiano Ronaldo se quedó sin celebrar un solo gol.

Quince minutos tardó el Madrid en marcar, lo que ya es mucho teniendo en cuenta los pésimos registros con los que llegaba el Legia al partido. Pero los de Jacek Magiera arrancaron con descaro, plantaron cara y se mostraron más ofensivos de lo que se pensaba. Otra cosa fue su rendimiento atrás.

Zinedine Zidane puso en liza un once muy ofensivo, con James y Marco Asensio en el centro del campo, por lo que Kroos se las deseó para frenar los embistes de un Legia respondón. El técnico madridista se pensaba que los polacos iban a encerrarse en su área, pero nada de eso. Ya a los seis minutos, primer aviso, tímido, en un chut de Moulin atajado por Keylor Navas. Solo dos minutos después, creció el peligro visitante tras un error en el cierre de los centrales bancos y el disparo, muy flojo, de Langil. Y en el 11', máxima expresión de las miserias defensivas del Madrid cuando Guilherme se fue por banda y se la pasó a Odjidja, que chutó al palo.

Solo entonces despertó el Madrid, al que le bastó dos 'fogonazos' para dejar las cosas en su sitio. Bale se fabricó el primer gol él solito (15) y solo cuatro minutos después, en el 19', Marcelo chutó sin oposición a pase de Benzema y Jodlowiec se marcó en propia puerta (2-0).

Parecía ya todo visto para sentencia, pero Danilo quiso ponerle algo de emoción y cometió un absurdo penalti sobre Radovic. El propio delantero serbio lo transformó engañando a Navas. Fue el primer gol del legia en la presente edición de la Champions.

 Un gol que dejó algo aturdido al Madrid, que siguió dominando pero ya más precavido ante las contras polacas. Aun así, no pudo evitar un nuevo 'aviso' del Legia, en un chut muy desviado de Kucharzczyk.

Pero de nuevo, la diferencia entre ambos equipos estaba en las áreas y solo un minuto después, en el 36', Asensio recibió en corto de Cristiano y marcó el 3-1 con el que se llegó al descanso.

SOPOR HASTA LOS CAMBIOS

Aunque la segunda mitad empezó con una buena ocasión de Benzema, el Madrid se fue diluyendo con el paso de los minutos, como si no le importara el goal.average, e incluso durante muchas fases el Legia se permitió el lujo de dominar y crear interesantes acciones, eso sí, faltándole el remate final.

Zidane vio tan insípido a su equipo que se decidió por un doble cambio a media hora para el final, buscando chispa arriba con Morata y Lucas Vázquez, por Bale y James.

Y entre los dos recién salidos se 'inventaron' al cuarto gol, que rompió el auténtico sopor en el que había caído el partido. El centro de Morata por la izquierda lo empalmó Lucas Vázquez, que se estrenó esta temporada.

Y también marcó Morata, ya para cerrar la cuenta en el 84, en la segunda asistencia de Cristiano en un partido en el que, pese a la goleada del Madrid, se quedó son marcar y aún deberá esperar para llegar al centenar de goles en Europa.

Lo intentó sobre todo el portugués en las últimas acciones del partido, pero estuvo negado de cara al gol.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil