El Liverpool torpedea el fichaje de Joao Gomes

El Liverpool torpedea el fichaje de Joao Gomes

El Liverpool se ha sumado al interés del Real Madrid por Joao Gomes
El Liverpool se ha sumado al interés del Real Madrid por Joao Gomes | EFE

El Real Madrid ha visto en el joven mediocentro del Flamengo al nuevo Casemiro

Los 'reds' estarían dispuestos a asumir los 60 millones de su cláusul de rescisión

Florentino Pérez no lo va a tener nada fácil para concretar el fichaje del que la dirección deportiva del Real Madrid ha elegido como futuro recambio de Casemiro. En las últimas temporadas la tónica ha sido escudriñar el mercado brasileño en busca de jóvenes valores. La apuesta le salió bien con Vinicius y Rodrygo y ahora confía en volver a acertar con Joao Gomes, un joven pivote defensivo de 21 años que lidera el centro del campo del Flamengo.

La inesperada salida de Casemiro al Manchester United, unido a la veteranía de Luka Modric y Toni Kroos, obligan al Real Madrid a reforzar la medular más allá de la llegada de Eduardo Camavinga y Aurélien Tchouaméni. 

El club blanco tenía pensado empezar a abordar el fichaje de Joao Gomes después del Mundial de Catar, de cara al mercado veraniego e incluso el invernal si la pieza se ponía a tiro. A pesar de que la entidad carioca acaba de renovar al futbolista hasta 2027 con una cláusula de 60 millones, el Real Madrid entendía que con una oferta por la mitad de esa cifra podrían hacerse con la pieza.

En el seno de la ‘casa blanca’ se las prometían muy felices, pero el Flamengo, que a finales de octubre disputará la final de la Copa Libertadores ante Atlético Paranaense , no está por la labor de rebajar ni un solo euro de esa cláusula de rescisión. A ello se ha unido el interés del Liverpool, que sí estaría dispuesto a poner ese dinero encima de la mesa para hacerse con el futbolista.

El conjunto de Jürgen Klopp está sufriendo una plaga de lesiones que afectan especialmente a la medular, con Jordan Henderson, Fabio Carvalho, Naby Keyta y Alex Oxlander-Chamberlein en el dique seco. De ahí que esté peinando el mercado en busca de refuerzos para cuando se abra la ventana de fichajes invernal y tirarán la casa por la ventana.